Wititis, baile de orillas del Titicaca



A pesar de sus orígenes, esta danza es más practicada en el departamento de Oruro.

Por segundo año consecutivo, la carrera de Artes Plásticas de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) ganó el segundo lugar del concurso de danzas autóctonas, no sólo por la investigación efectuada, sino por la representación de la danza folclórica, según explicó Martha Flores, parte del conjunto de baile.

Esta danza tiene sus orígenes en el lago Titicaca, pero la misma tiene una mayor expresión folclórica en la región de Oruro, como resultado de un proceso migratorio que efectuaron sus pobladores de este departamento con la finalidad de incursionar a las actividades mineras.

Como todas las personas o grupo social migrante, esta logra trasladarse no sólo con sus elementos de sobrevivencia, sino trae consigo su lenguaje, cultura, danza y tradiciones.

La danza autóctona de los Wititis de acuerdo a la investigación tienen su origen en la zona aymara del altiplano.

La figura principal es el lazo que ostensiblemente muestran los Wititis, pero a la vez la careta pareciera un sol, así que puede ser algo simbólico, pero no está determinada la función de estos dos elementos. Igualmente las Señoritas portan un bastón con indudable simbología fálica, esta danza es precolonial.

Los Wititis que suelen varían en número, de uno a tres, todos hombres. Un par de Tapaqari-Mallkus, que son hombres portando a las espaldas sendos cóndores disecados, cuyas alas llevan atadas a los brazos. Un par de Señoritas, seguidas al fin por la banda compuesta de cinco músicos, dos de ellos con tambor y los otros tres con Pitos.

Avanzan en formación, primero los Mallkus, luego los Wititis, las Señoritas y los músicos. Los Wititis alzan en alto las sogas mientras avanzan tres pasos y retroceden dos. Mientras los Mallkus, simulando estar en pleno vuelo, vuelven hacia atrás, por el interior, y hacen una reverencia, rodilla en tierra, a los Wititis, tras la cual giran hacia el exterior y retornan a la cabeza del desfile, señala la descripción de la danza.

Cuando llegan a un claro más ancho ejecutan una figura doblemente circular, quedándose fuera los músicos. En el interior del primer círculo los tres Wititis, espalda con espalda, unen sus lazos y van ensanchando el hipotético triángulo, hasta que alcanzan el primer círculo, que mientras tanto habían formado las Señoritas y que giraba en sentido contrario al círculo exterior, éste protagonizado por los Mallkus. Luego los Wititis ejecutan unos pasos especiales en los cuales llevan las rodillas hasta el pecho, y tras ensanchar el triángulo, se colocan en su interior las Señoritas, mientras que los Mallkus avanzan onduladamente, conduciendo así a todo el conjunto a otra parte. Cuando por fin un Wititi suelta el lazo, todos los componentes vuelven a la posición inicial de formación, para así recomenzar la danza.

De acuerdo con Flores, cerca de un año duró la investigación y su traducción de Guerreros resplandecientes del sol, porque son los protectores de las ñustas (mujeres), ellas son las elegidas por el “Dios Sol” y como protegidas logran ser escoltadas por los Wititis.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (899 Kb)      |       PDF (441 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.39 Bs.
1 UFV:2.01117 Bs.

Publicidad