[José Alberto Diez de Medina]

La Constitución Boliviana de Bolívar


 

Después de su breve estadía en Bolivia, el Libertador Simón Bolívar, a pedido de la Representación Nacional, inició sus primeros escritos sobre su Constitución Boliviana, que debería regir los gobiernos de la Gran Colombia, Perú y Bolivia, en un principio, y quizá posteriormente a toda la América.

El Libertador concluyó la Constitución Boliviana y la acompañó con un discurso de presentación, que más que nada era una obra de arte literaria y política, admirada en toda América.

Bolívar ya lo dijo en el Discurso de Angostura: “El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad, y mayor suma de estabilidad política....”.

Una vez concluida la Constitución, Bolívar dispuso de inmediato el envío de la misma, desde Lima, a la capital de Bolivia, Chuquisaca. Para ello llamó a su edecán, el coronel Belford Wilson, ordenándole:

- Este documento debe estar en Chuquisaca a más tardar en veintiún días.

- Tardaré 20 días, replicó Wilson, cuadrado ante su General.

El documento llegó a Chuquisaca en 20 días.

El Cnel. Wilson acompañó a su General hasta su muerte en San Pedro Alejandrino.

La Constitución Boliviana si en su momento hubiera sido aplicada en las repúblicas de Bolivia, Perú y la Gran Colombia, quizá no hubieran sufrido guerras civiles, revoluciones, desmembraciones territoriales, y algunas hasta caos gubernamental.

El sueño de Bolívar fue una integración continental, no quisieron entenderlo; la Constitución Boliviana era el camino hacia esa integración.

Aún existen en América repúblicas cuyas luchas continuas por el poder impiden el desarrollo y el buen vivir de las mismas. El historiador Cova decía al respecto: “La conquista del poder supremo o presidencia, constituye la más cruel, la más sórdida y la más feroz de las batallas, continua y permanente tragedia”.

Se dijo que hubo un error en la Constitución Boliviana, quizá se trataba de la Presidencia Vitalicia, pero había que tomar en cuenta las circunstancias de esa época, cuando los problemas de poder daban lugar a luchas fratricidas, pidiéndose en diversos casos una monarquía o un rey para poner fin a las mismas; incluso el Gral. Belgrano propuso la instalación de un régimen proclamando un Inca, para detener las sangrientas luchas internas de las nacientes repúblicas. Casi se logra ese objetivo, cuando se buscó un descendiente del Incario en las tierras del Alto y Bajo Perú, pero fue combatido por un intelectual aymara, alto peruano, desde su tribuna en los periódicos de Buenos Aires y Santiago, Vicente Pazos Kanki, logrando el rechazo a tal intención.

Sin embargo, grandes intelectuales e historiadores ensalzan la Constitución Boliviana como un gran instrumento de gobierno y legislación. Así lo dice Emil Ludwing: “está colmada de ideas que pudieran ser adoptadas hoy y que tal vez, se las adopte mañana... La Constitución Boliviana por su sabiduría hace pensar en los más altos espíritus de Europa”.

La Constitución Boliviana establecía los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, agregándose el poder Electoral.

Sociedad Bolivariana de Bolivia. Fundada en 1936.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (772 Kb)      |       PDF (343 Kb)



Caricatura


Sociales

IBNORCA ENTREGA EL PREMIO A LA CALIDAD

Miguel Solis, ejecutivo del Banco de Crédito de Bolivia, y Marco Antonio Salinas.