[Alberto Zuazo]

Punto aparte

El cambio climático golpea a Bolivia

III

El cambio climático seguirá vigente hasta un tiempo imprevisible, en tanto no sea atenuado, por lo menos, con las previsiones que acaba de tomar una reunión de las Naciones Unidas en Lima. Tampoco hay que pasar por alto el comportamiento de las épocas glaciales y de la geofísica en general.

En Bolivia, como otros países del mundo, se está sufriendo por los efectos del cambio climático con caracteres dramáticos. En unos casos por inundaciones y en otros por extremos temporales de frío (sequías) y calor (deshielo de nevados).

El Ing. Hernán Zeballos realizó un exhaustivo estudio sobre las inundaciones en el Departamento de Beni, que históricamente ha sido la víctima propiciatoria de las mismas, con saldo de muertos, destrucciones de poblaciones enteras y descomunales perjuicios en la agricultura y ganadería.

El estudio del Ing. Zeballos forma parte del libro “El Estado del Medio Ambiente en Bolivia”, editado recientemente por las Fundaciones Konrad Adenauer, de Alemania, y Milenio, de Bolivia.

Los otros autores de la obra son los expertos Mónica Castro, Rubén Ferrufino y Evelyn Taucer.

En el capítulo 2 “Evaluación intemporal de las precipitaciones. Período 1950-2013”, el Ing. Zeballos expone que para comprender claramente el problema de las inundaciones en Beni, debe tenerse presente que este Departamento es parte de la gran cuenca de recursos hídricos de la cuenca amazónica. “Esta es –expresa- la gran riqueza acuífera de que dispone el país, es la más grande de todas”.

Cubre el 65,7% del territorio nacional, los ríos que se forman y fluyen hacia la gran cuenca del río Amazonas, en Brasil. La estación de lluvias de este año afectó a cuatro subcuencas: Beni, Mamoré, Iténez e Izozog, ocasionando el tremendo desborde de aguas a las llanuras de Moxos.

Las cuatro subcuencas abarcan 613.110 Km2, de un total general de 718.137 Km2. Este conjunto de subcuencas está conformado por 250 ríos, cuyas aguas fluyen hacia la parte final del río Madera, en la frontera noreste con Brasil. Adicionalmente, este año, las precipitaciones fueron el doble de lo normal.

Otro aspecto relevante que aporta el Ing. Zeballos, para entender las inundaciones en Beni, es el referido a las alturas que tiene este departamento sobre el nivel del mar. Puerto Villarroel se encuentra a 197,68 m; Trinidad, a 158,27; Guayamerín a 127,7, además de tener una pendiente de 0,000068.

Con los datos anteriores, se establece que la historia de Beni tiene las características de una civilización hidráulica. Las inundaciones recientes, incluyendo la de este año, han puesto en riesgo de supervivencia a Trinidad, San Ignacio, Puerto Siles, Ivo, Alejandría, Exaltación y las Peñas. El autor advierte que estas ciudades y poblaciones “podrían desaparecer en el futuro, si los fenómenos naturales se acentúan en los próximos 10 años”.

La pérdida de bosques en los últimos 40 años se sitúa en alrededor de 15 millones de has. Esto redujo el efecto esponja que tenía esa inmensa masa forestal. Así, se presta a que a que los períodos de lluvias, los cursos de aguas, escurran a mayor velocidad. La deforestación se registra en Santa Cruz, Chapare y el norte de La Paz.

A ello se añade que “la deforestación y degradación de bosques ocurre en todos los ecosistemas boscosos de Bolivia, principalmente en el bosque amazónico, en los bosques en transición, en el bosque seco de Chiquitos, en el bosque subandino y en el Chaco”.

El Ing. Zeballos relata que las llanuras de Beni o pampas de Moxos tienen una larga tradición de ser zonas inundadizas por varios meses del año. A continuación, ofrece datos que constituyen toda una revelación para el país o, por lo menos, para el Occidente.

Moxos fue el centro de una importante civilización precolombina, conocida como Cultura Hidráulica de las Lomas. Desde más o menos 4000 años a.C, la región fue asentamiento de importantes grupos humanos, organizados en sociedades pre-estatales (en algunos casos muy centralizados), definidos como cacicazgos, potentados locales.

Según exámenes basados en cerámicas datadas, “la cultura Moxos fue contemporánea de Tiwanaku y se extendió del 800 a.C. al 1200 d.C. Su legado es ahora parte de un museo ubicado a 17 kilómetros de la ciudad de Trinidad”.

Tales estimaciones permiten concluir que en Moxos estuvo asentada una de las civilizaciones más grandes del mundo. Como parámetro, se considera que fue Egipto, que en tiempos de su grandeza logró dominar el río Nilo.

Se sabe, actualmente, que los moxos tuvieron un dominio tal del medio ambiente que lidiaron con las inundaciones con la construcción de lomas, canales entre río y río, lagunas artificiales, terraplenes para comunicar las lomas y camellones de cultivo. “Pudieron así -expone el Ing. Zeballos- encajonar aguas al punto de cambiar el pH del suelo y volverlo apto para el cultivo. La falta de agua potable no los hizo sufrir, pues aprendieron a usar el taropé o planta capaz de purificar el líquido elemento y dejar al paso un rico sedimento”.

Aparte de esta historia impresionante, que aborda otros aspectos más, el Ing. Zeballos formula numerosas iniciativas para encarar las inundaciones en el futuro, como sería la construcción de presas para generar energía hidroeléctrica, entre ellas del Bala, a la que considera como la más importante. Podría generar 1.600 MW, con la inversión de 2.400 millones de dólares.

Las investigaciones y estudios del Ing. Zeballos concluyen con la propuesta del “Esquema para un plan de acción a mediano plazo”, entre cuyos principales puntos estarían el manejo ambiental y la retención de aguas en Beni.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (796 Kb)      |       PDF (397 Kb)



Caricatura


Sociales

IGA GRADUÓ A ESPECIALISTAS GASTRÓNOMOS

El gerente del IGA, Martín Acosta, impone "La toque blanche" a Karla Andrea Hurtado Suárez.