[Rodolfo Becerra]

Jaime Méndez Quiroga, un verdadero constructor


 

Estando en Cochabamba pasé por el diario Opinión para consultar sobre mi columna y aproveché para preguntar sobre don Jaime Méndez Quiroga, a quien conociera en los años de construcción de COBOCE, con la Corporación Boliviana de Fomento. En esa oportunidad la secretaria que me atendió me dijo que se había escrito una hermosa biografía de él; despertada mi curiosidad, adquirí el libro de inmediato. Está escrito por su hijo y un conocido escritor, con lenguaje sincero, de fácil y amena lectura que lo devoré intermitentemente en mis viajes a Torotoro, donde llevé y dejé el libro.

En nuestro país que es mezquino en personas de voluntad y convicción para construir en beneficio de la comunidad, el Ing. Jaime Méndez Quiroga destaca por esa perseverancia en hacer realidad el ideal de erigir una obra de gran envergadura, como fue la construcción de la fábrica de cemento de Irpa Irpa en Cochabamba.

Verdaderamente no se equivocó la empleada, al calificar que era un libro que parecía una novela.

El Ing. Méndez después de regresar graduado de los Estados Unidos, intentó varios trabajos con diversa suerte, hasta que el hombre encontró la obsesión de su vida, con visión certera de cubrir una necesidad en el país: la producción de cemento. Elaboró planes, diseñó su desarrollo, buscó las alternativas y con tesón que sólo tienen los ilusos encontró las vías para cristalizar el proyecto. Seguramente, venciendo tropiezos y mezquindades tan comunes en nuestro país, interesando a autoridades nacionales, porque el emprendimiento sólo podía hacerse con el concurso del Gobierno y obtuvo el apoyo de la Corporación Boliviana de Fomento, que vendría a ser su socia hasta su disolución. Pero estaba el mentor intransigente, que luchaba por lograr el sueño de hacer y finalmente culminó la obra con la cooperación de muchas personas que él mismo cita. Pero él es quien manejaba diestramente la batuta hasta el último compás. Además, involucró y movió al cooperativismo como un instrumento dinámico para hacer industria.

La biografía tiene calidez y se la lee con embeleso. Cuánto hemos revivido el entusiasmo con que también, quien escribe esta nota, encaró otra obra que parecía un imposible, por las dificultades que los envidiosos pusieron en el camino, pero con el mismo tesón y decisión venció, y aunque a diferencia de él, no recibimos ningún reconocimiento, quedó la satisfacción de haber hecho realidad un sueño de Quijote: el Parque Nacional Torotoro.

Por eso es mayor el mérito del Ing. Méndez, de hacer realidad una industria, en un ambiente que no es fértil para las grandes iniciativas. Lo hizo casi de la nada, a fuerza de voluntad, intrepidez y constancia, porque mayor es la firmeza del empeño. Por eso los esfuerzos de las personas, muy pocas en Bolivia, dirigidos con entusiasmo a objetivos de trascendencia social y económica, para el bien general, son ejemplos a ser imitados y se los debe hacer conocer.

Tuve la oportunidad de conocerlo personalmente cuando yo era representante de la Corporación Boliviana de Fomento -la única institución pública que construyó e hizo desarrollo en el país, olvidada hoy por la ingratitud colectiva-, siendo Director Jurídico de ésta, por propia iniciativa comencé a hacer el ordenamiento jurídico de las empresas de que formaba parte, logrando conciliar las confusas participaciones de COBOCE Ltda. y de la CBF en la fábrica, constituyendo la sociedad anónima mixta con los porcentajes definidos de cada cual. En una reunión de Directorio de la flamante sociedad mixta, su Presidente dijo que esa culminación tenía un nombre, el mío.

Pero el Ing. Jaime Méndez Quiroga no sólo fue el verdadero constructor de una industria, fue también fundador ejemplar de una numerosa y hermosa familia que tiene que sentirse orgullosa de su simiente y esta doble cualidad lo ennoblece más. Nos hemos ocupado en esta columna de una personalidad edificante que, felizmente, en vida ha sido reconocida por su obra, lo que debe darle una grande satisfacción, porque pocos son los que así culminan su vida con la gratitud y el amor que le brindan la sociedad y su familia.

Hoy día COBOCE es una empresa próspera y diversificada que cubre las necesidades de la construcción y la información por la visión y el trabajo de un hombre.

bdlarltd@hotmail.com

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (794 Kb)      |       PDF (392 Kb)



Caricatura


Sociales

EMBAJADOR DE MÉXICO CULMINA SU MISIÓN EN BOLIVIA

Ximena Trugeda y el embajador de México, Armando Arriázola Peto-Rueda.