I

¿No estrechar la mano ofrecida para ello constituye delito?

José Luis Paredes Oblitas

 

¿Constituye algún delito en la legislación boliviana no extender la mano a una persona sabiendo que nos alcanza la suya para darnos un apretón de manos? Antes de responder detalladamente a esta pregunta afirmamos con absoluta seguridad que ello constituye una ofensa, que puede obtener la calidad de puniblesi, ocurre bajo ciertas circunstancias (ocasión), que lesionen el honor o decoro de la persona que se queda con la mano extendida.

El Código Penal boliviano en su Art. 287 describe como delito de injuria el siguiente comportamiento humano. “El que por cualquier medio y de un modo directo ofendiere a otro en su dignidad o decoro, incurrirá en prestación de trabajo e un mes (1) a un año (1) año y multa de treinta (30) a cien (100) días”.

La injuria es el acto intencional de un ser humano que ofende la dignidad o el decoro de otro ser humano. El vocablo dignidad, para efectos de la aplicación de este artículo, se utiliza como sinónimo de honra, la honra es la estima y respeto de la propia dignidad; y el decoro es la honorabilidad de que el hombre necesita para convivir en sociedad de un modo que se lo respete en su condición de ser humano, es el elemento de que goza toda persona por el solo hecho de su condición de humano para que las otras la respeten y tengan una buena estima de su persona.

En todo Estado democrático, estos son derechos fundamentales básicos reconocidos a todas las personas sin distinción alguna. Nuestra Constitución Política en su artículo 21 reconoce a la honra como derecho civil fundamental, se refuerza la vigencia de estos derechos con la prohibición de tratos humillantes a los seres humanos, prohibición que impone el Art. 15.I de la misma Constitución.

Por cualquier medio se puede ofender a estos derechos, los más comunes son los comportamientos que consisten en un hacer verbal, sea oral o escrito, tales como lanzar insultos a viva voz, escribir frases denigrantes, ruidos ultrajantes o risas, etc., siempre que sean medios idóneos para ofender, o puede ejecutarse por medios meramente corporales, gestos, ademanes. Los poco comunes, pero no por ello menos idóneos para injuriar, son las omisiones corporales con sentido ofensivo, entre ellas por ejemplo la omisión del saludo, con todas sus variantes, no estrechar la mano del que la extiende, sabiendo que está extendida en signo de saludo, despedida, reconocimiento, felicitación o en cualquier sentido que implique cortesía, el irrespeto a la precedencia del saludo, etc.

Las omisiones deben ser valoradas para considerarlas como punibles, apreciando la ocasión en las que se verifican, esto es, la omisión será punible siempre que las circunstancias le confieran significado deshonroso; un gran penalista argentino, Ricardo Núñez, reconocido mundialmente, decía: “No sólo los hechos positivos, sino también las omisiones pueden tener sentido injurioso, especialmente deshonroso. La omisión del saludo, de la mano, de la precedencia, la no aplicación de las reglas protocolares y otras conductas semejantes pueden constituir injurias, siempre que las circunstancias confieran significado deshonrante a la abstención contraria al deber de obrar del autor, emergente del derecho, de la costumbre o de la urbanidad”.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (856 Kb)      |       PDF (457 Kb)



Caricatura


Sociales

NATALICIO DEL EMPERADOR DEL JAPÓN

Instantes de la entonación de los himnos de Bolivia y Japón.