[Alberto Zuazo]

Punto aparte

Prédica del Papa por los derechos humanos


El papa Francisco tuvo dos actuaciones históricas en la última semana, en las que predicó a favor de los derechos humanos, el respeto a la “dignidad trascendente del hombre”. Y ratificó la búsqueda de la unidad entre ortodoxos de Oriente y católicos de Occidente, por tener ambos inspiración cristiana; rinden culto a un mismo Dios, el Señor Jesucristo.

El martes 25 de noviembre pronunció una excepcional alocución ante el Parlamento de la Unión Europea, en su sede de Bruselas, Francia, y el domingo 30 en su viaje apostólico a Turquía, de población mayoritariamente musulmana, asistió a una ceremonia religiosa ecuménica en el templo de El Fanar.

Ante el pleno del Parlamento Europeo, constituido por representantes electos de 28 países, expuso que la promoción de los derechos humanos desempeña un papel central en el compromiso europeo de favorecer la dignidad de la persona, tanto en su seno como en sus relaciones con los otros países.

Sostuvo que en el centro de este ambicioso proyecto político se encontraba la confianza en el hombre, no tanto como ciudadano o sujeto económicos, sino en el hombre como persona dotada de una “dignidad trascendente”.

En este sentido, anotó que, en la actualidad, persisten demasiadas situaciones en las que los seres humanos son tratados como objetos, de los cuales se puede programar la concepción, la configuración y la utilidad, y que después pueden ser desechados cuando ya no sirven, por ser débiles, enfermos o ancianos.

Francisco enfatizó que abogar por la dignidad de la persona significa reconocer que posee derechos inalienables, de los cuales no puede ser privada arbitrariamente por nadie y, menos aún, en beneficio de intereses económicos.

Advirtió que “el ser humano corre el riesgo de ser reducido a un mero engranaje de un mecanismo que lo trata como un simple bien común, para ser utilizado de modo que –lamentablemente lo percibimos a menudo-, cuando la vida ya no sirve a dicho mecanismo se la descarta sin tantos reparos, como en el caso de los enfermos, los enfermos terminales, de los ancianos abandonados y sin atención, o de los niños asesinados antes de nacer”.

El Papa estimó que “Este es el gran equívoco que se produce cuando prevalece la absolutización de la técnica, que termina por causar una ‘confusión entre los fines y los medios’. Es el resultado inevitable de la ‘cultura del descarte’ y del ‘consumismo exasperado’. Al contrario, afirmar la dignidad de la persona significa reconocer el valor de la vida humana, porque “es precisamente este olvido de Dios, en lugar de su glorificación, lo que engendra la violencia”.

Postuló, asimismo, por la vigencia de la democracia, sin discriminaciones geográficas. “Mantener viva la realidad de las democracias es un reto de este momento histórico”, remarcó.

Francisco habló también a favor de la educación, que debe partir de la familia; de la ecología, del trabajo y de la cuestión migratoria. En este último punto, expresó: “No se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio. En las barcazas que llegan cotidianamente a las costas europeas hay hombres y mujeres que necesitan acogida y que se nos da gratuitamente y, por eso, no puede ser objeto de intercambio o comercio”.

El Pontífice renovó la disponibilidad de la Santa Sede y de la Iglesia Católica, a través de las Conferencias Episcopales Europeas (Comece), para mantener un diálogo provechoso, abierto y transparente con las instituciones de la Unión Europea.

Como parte de los tres días que visitó Turquía, que en el pasado se llamaba Constantinopla, bajo el imperio otomano, al cabo de la ceremonia religiosa en El Fanar, el Papa Francisco y el Patriarca Ecuménico Bartolomé firmaron una declaración conjunta, en la que reafirman la voluntad de continuar el camino hacia la unidad de los cristianos y reconocen “la importancia de promover un diálogo constructivo con el Islam”.

Algunos de los párrafos salientes del documento son:

“Expresamos nuestra resolución sincera y firme, en obediencia a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo, de intensificar nuestros esfuerzos para promover la plena unidad de todos los cristianos, y sobre todo entre católicos y ortodoxos”.

“Expresamos nuestra preocupación común por la situación actual en Irak, Siria y todo el Medio Oriente. Estamos unidos en el deseo de paz y estabilidad, y en la voluntad de promover la resolución de los conflictos, mediante el diálogo y la reconciliación”.

“Como líderes cristianos, exhortamos a todos los líderes religiosos a proseguir y reforzar el diálogo interreligioso y de hacer todo lo posible para construir una cultura de paz y la solidaridad entre las personas y entre los pueblos…”.

A su retorno al Vaticano, concedió una conferencia de prensa, en la que expresó que con los ortodoxos “estamos en camino; tienen sacramentos y sucesión apostólica… Admitió, empero, que existen disidencias internas sobre la opción ecuménica.

“Si tenemos que esperar a que los teólogos se pongan de acuerdo… ¡No llegará nunca ese día!”. Agregó: “Soy escéptico: trabajan bien los teólogos, pero Atenágoras había dicho: ‘¡Pongamos a los teólogos en una isla para que discutan y nosotros seguimos adelante!”.

Atenágoras y el beato Papa Pablo VI se reunieron hace 50 años para emprender la unión de Ortodoxos y Católicos. La distancia entre ambas confesiones data de mil años. Francisco reveló que un tema en discordia es la fecha de la Pascua (celebración de la Navidad). “Con este ritmo, nuestros tataranietos la van a celebrar en agosto”. El Papa recordó que Pablo VI propuso una fecha fija, un domingo de abril.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (790 Kb)      |       PDF (268 Kb)



Caricatura


Sociales

ÓPERA RIGOLETTO DE GIUSEPPE VERDI

Juan Carlos Calderón, Rosario Chacón y Alberto Zuazo.

SERENATA AL BENI

Eduardo Chávez.