[José Alberto Diez de Medina]

Una extraña y verídica historia

El hombre que jugó el Sol de Oro


Durante la conquista del Perú, el 17 de junio de 1533 se realizó el rescate del Inca Atahualpa; toda la plana mayor de los conquistadores recibió parte del rescate, con excepción de Mancio Sierra de Leguísamo, quien se encontraba en Piura, como parte de la dejada guarnición.

Mancio Sierra, capitán, conquistador y aventurero de las huestes españolas, era muy aficionado a las faldas y al juego, teniendo aparentemente éxito en estas dos últimas lides.

Cuando los españoles se apoderaron del Cusco, capital del imperio incaico, el mayor cúmulo de riquezas se encontraba en el templo sagrado. Asaltado el templo, le tocó a Sierra el famoso Sol de Oro, dedicado al dios Inti.

Pasadas algunas noches, y estando tanto capitanes como soldados en procura de un merecido descanso y diversión, se dedicaron al juego de dados; Mancio, ni corto ni perezoso, se incorporó al juego, contando con su buena suerte ya conocida. Sin embargo empezó a perder, y en un golpe de dados, en su última vuelta perdió el famoso Sol de Oro del templo del Cusco.

Españoles y no españoles, le pusieron el mote de “ese es capaz de jugar el sol por salir”. Pese a estos hechos fatales, el capitán Sierra de Leguísamo ocupó cargos importantes y de prestigio en la conquista, fue Regidor del Cabildo del Cusco.

Fue el único conquistador que no tuvo un fin trágico, siempre evitó entrometerse en pleitos civiles y contiendas entre españoles.

En su testamento, fechado el 13 de septiembre de 1589, hace entrega de sus cuantiosos bienes a su único hijo, Gabriel de Leguísamo, y enaltece a los nativos peruanos, en una supuesta censura a sus compañeros españoles por el trato a los indígenas.

Mancio Sierra de Leguísamo murió a la edad de 80 años, y fue uno de los 40 vecinos españoles que el 4 de agosto de 1534, hicieron un donativo a la Corona de 30 mil pesos en oro, y 300 mil marcos de plata. Mancio Sierra tuvo como concubina a una ñusta, princesa del Inca Huáscar, de esas relaciones nació Gabriel de Leguísamo.

Ya adulto, Gabriel llevó una vida discreta y sana, únicamente mantuvo un duelo con Cosme García de Santollala, Teniente Gobernador del Cusco, en defensa de su honor. Cosme falleció en el lance.

Gabriel de Leguísamo en matrimonio engendró a una hija única que se casó con Miguel Pérez Romero, en Condesuyos, provincia de Arequipa. La hija de ese matrimonio, Lucía Romero de Saravia, criolla, se casó en Arequipa con Pablo Diez de Medina y Aguilar, recién llegado de Madrid el año 1610. Doña Lucía contribuyó al matrimonio con una dote de 17.500 pesos, en tierras de viña en el valle de Piquilla.

Ambos son bisnietos de ese legendario conquistador español, quien era “capaz de jugar el sol por salir”.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (849 Kb)      |       PDF (479 Kb)



Caricatura


Sociales

KRIS PROMUEVE LA GASTRONOMÍA NACIONAL

Arturo Miranda, Ana María Gomes, Iván Dorado y Valeria Bacarreza.