¿Cuál es el destino de las drogas decomisadas?


 

Vivimos una situación de desprestigio internacional tan sólo por causa del narcotráfico, un delito que se ha enseñoreado y que tiende a crecer imparablemente, no obstante cualquier accionar de las fuerzas encargadas de combatirlo.

Pero, hay tres situaciones que acrecientan el desprestigio por causa de las drogas: ¿Cuál es el paradero de las drogas decomisadas? ¿En poder de quienes están los bienes decomisados al narcotráfico y que suman millones de dólares en propiedades, vehículos, haciendas y fundos agrícolas y urbanos; joyas, bienes de toda naturaleza y dinero en moneda nacional y extranjera? ¿Cuál es el destino de los precursores decomisados y que cuestan mucho dinero pero que son imprescindibles para la fabricación de drogas?

De los tres interrogantes, hay uno que preocupa seriamente a la comunidad internacional y que lastima y avergüenza al país: las autoridades de la FELCN y UMOPAR denuncian periódicamente haber decomisado toneladas de cocaína, sin contar pequeñas incautaciones por kilos o gramos que se realizan en la población y que, en pequeñas cantidades, son vendidas en kioscos de dulces, en sitios cercanos a colegios y escuelas, en bares, restaurantes, casas de lenocinio y muchos sitios en los que tienen gran acogida porque implican grandes ganancias.

Muchas veces, ante preguntas de los medios de comunicación, sobre el destino de las drogas decomisadas, las autoridades han respondido: “Están en las bóvedas del Banco Central de Bolivia” o “están bajo la jurisdicción del juez respectivo”; pero, ni el Banco Central informa sobre la recepción en sus bóvedas ni sobre la cantidad acumulada o, puede ser, de las salidas que podría haber de la droga. Menos hay algún juez que exprese que efectivamente ha recibido drogas en calidad de depósito.

Alguna vez en el pasado, en los años 70 a 80, se invitó a la prensa y a un fiscal para presenciar la incineración de droga. El acto consistió en presentar uno o dos sacos pequeños conteniendo droga; pero, ante la mirada inquisidora de un periodista, se pidió comprobar si todo era droga; removidos unos centímetros al interior del saco, se comprobó que la mayoría era harina, estuco o almidón. Ante el hecho, fiscal y autoridades presentes dijeron: “No sabemos cómo se produjo la sustitución”.

Es importante que las autoridades informen sobre asunto tan delicado, de otro modo, subsistirá el criterio, generalizado en el país y en el exterior, de que los decomisos “se evaporan porque han encontrado mejores destinos”. Estas apreciaciones no pueden ser porque dañan al país, lastiman a la población y, lo más grave, no le hacen daño o deterioro a quienes comercializan la cocaína.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (849 Kb)      |       PDF (479 Kb)



Caricatura


Sociales

KRIS PROMUEVE LA GASTRONOMÍA NACIONAL

Arturo Miranda, Ana María Gomes, Iván Dorado y Valeria Bacarreza.