[Severo Cruz]

Chile: confundir y tergiversar


 

Bolivia surgió a la vida republicana en 1825, con una extensa costa sobre el Pacífico. Existen pruebas objetivas que respaldan esta afirmación. Posiblemente la historia que ha inventado Chile no contempla este hecho. Una historia manipulada, desgraciadamente, en el marco de sus intereses.

En consecuencia Bolivia jamás ha sido un país mediterráneo, sino que es un país enclaustrado por el expansionismo anglo-chileno del Siglo XIX. Los recursos naturales provenientes del Litoral boliviano le permitieron a Chile salir de su secular pobreza. El cobre, en particular, ha generado su prosperidad económica, pero con una profunda desigualdad social.

Y que estas líneas sirvan para que tengan conocimiento quienes ignoran los acontecimientos que marcaron la controversia boliviano-chilena en 1879.

Chile, ante la exigencia de una pronta solución al encierro geográfico, siempre ha respondido con gestos displicentes, cáusticos u ofensivos. Recordemos la agraviante actitud que asumió el almirante Toribio Merino, quien, hablando sobre el tema, lanzó sus venablos, afirmando que “los indios bolivianos eran auquénidos que no podían pensar y que por lo tanto no requerían una salida al mar” (Carlos Antonio Carrasco: “Conjeturas – Cien crónicas de nuestra época” –, 2012, pág, 47).

Bolivia, con la demanda interpuesta ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, exige a Chile una solución “concertada y de buena fe” al centenario diferendo. Por medio no existen otros planteamientos como sugiere el vecino quisquilloso.

Los pueblos y gobiernos del mundo están interiorizados de esta verdad, inscrita con letras de molde, y por lo tanto no se prestarán a ser utilizados por quienes pretenden perpetuar el encierro geográfico boliviano, apelando, inclusive, a la extenuada voz de sus ex dignatarios de Estado.

En este contexto la solidaridad internacional se hizo patente para pesar de quienes detentan el Poder coyuntural en la patria de Portales. Inclusive surgió del seno mismo de la nación transandina. Esas expresiones se han multiplicado y tienden a crecer como un paso decisivo para priorizar la señal multilateral en la causa marítima que sustenta el país. Además fortalecen el sentimiento de fraternidad que une y hermana, a los pueblos del mundo.

Bolivia ha caminado, y camina, con la verdad histórica y no tiene la necesidad de mentir ni recurrir a la farsa política, como lo hace el agresor de 1879, a fin de dilatar el veredicto del tribunal de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en relación con el centenario enclaustramiento. Este asunto ha calado profundo en la opinión pública latinoamericana y mundial, desde que se hizo efectiva la demanda, en abril de 2013, de una manera pacífica y civilizada.

Bolivia, con su verdad más que irrefutable, no busca poner en duda la estabilidad de las fronteras, mucho menos modificar los tratados de límites vigentes, sino busca la reinserción entre los países con cualidad marítima, mediante la restitución de su Derecho sobre el océano Pacífico.

En suma: con triquiñuelas la oligarquía chilena se ha propuesto distraer, confundir y tergiversar la demanda marítima y, como siempre, en esferas de la opinión pública internacional.

TITULARES

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (845 Kb)      |       PDF (492 Kb)



Caricatura