Informe del Defensor del Pueblo

Precarias condiciones de detención debilitan salud de suboficiales


 

Las precarias condiciones de reclusión en las que se encuentran los suboficiales Freddy Sucojayo Gutiérrez y Franklin Colque Laime, sumadas a las extremas medidas de seguridad y requisas que se realizan hasta a los niños, están minando las condiciones de salud y emocional de ambos uniformados que se encuentran en celdas improvisadas de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), informó ayer el representante del defensor del Pueblo, Gregorio Lanza, tras una visita realizada a ese lugar en compañía de un psicólogo.

En el lugar, dijo, se constató el deterioro emocional al que están siendo sometidos por las duras restricciones en su detención preventiva en la que se encuentran.

Lanza explicó a EL DIARIO, que dada la inexistencia de una Ley de Ejecución Penal y Régimen Penitenciario Militar se debe aplicar, a la detención preventiva de los suboficiales, la Ley 2298 de Ejecución Penal y Supervisión “en el entendido de que la aplicación de la detención preventiva se rige por el principio de la presunción de inocencia y no existe el régimen cerrado”, dijo.

En ese sentido, el representante del Defensor del Pueblo afirmó que ya existía un acuerdo previo para que los responsables de supervisar la detención permitan el ingreso de las visitas, que están restringidas a sólo media hora por dos días a la semana, a cuatro días y por más de seis horas que posibilite que los familiares les puedan llevar alimentos.

Sin embargo, se conoció otra denuncia por la cual exigirán el cumplimiento inmediato de la aplicación de la Ley 2298, la misma que está referida a que los niños del suboficial Sucojayo fueron sometidos a requisas por los oficiales de alto rango, lo que provocó la indignación de su esposa Zulema Quispe ya que ante el reclamo fue agredida por la Subteniente.

Otro aspecto que Lanza lamentó es el hecho de que los dos suboficiales se encuentran incomunicados entre sí, además que el acceso a la luz del sol les fue limitado a sólo 30 minutos al día.

“Lo vamos a plantear en una nueva carta, no tiene que haber restricción a los horarios de visita, no puede haber requisas y mucho menos al cuerpo de un niño, esa es un violación a sus derechos”, afirmó Lanza quien ingresó a las carpas del piquete de vigilia para explicar estos aspectos y otra medidas que la Defensoría del Pueblo asumirá tanto para los suboficiales Sucojayo como para el suboficial Jhonny Gil Leniz, presidente de la Asociación Nacional de Sargentos y Suboficiales de las FFAA, que se encuentra detenido en similares condiciones en el Estado Mayor.

Los uniformados fueron acusados de sedición, rebelión y motín, luego de formar parte de las movilizaciones de decenas de militares de bajo rango, en el mes de abril, pidieron, dentro del proceso de cambio promulgado por el actual gobierno, la adecuación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) a la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (788 Kb)      |       PDF (206 Kb)



Publicidad