[Boris Santos Gómez]

Subsidios siguen preocupando a todos


 

Con gran éxito se desarrolló la séptima versión del congreso Bolivia gas y petróleo, organizado y auspiciado por la prestigiosa Cámara Boliviana de Hidrocarburos, en donde se analizó, entre varios temas, el futuro del petróleo, el gas y otras energías.

El evento fue una ratificación del sector privado para “renovar ideas y energías para trabajar en búsqueda permanente de un sector energético más competitivo y con capacidad para aportar positivamente a Bolivia”, que fue la principal sentencia de la presidenta de ese gremio industrial. Es un orgullo para los bolivianos que entidades como esa Cámara y su equipo hubieran consolidado en el continente un evento con estatura internacional.

El tema de los subsidios sigue siendo preocupación, tanto para analistas privados como para funcionarios estatales que coincidimos en que hay ya un “boquete” de dinero “quemado” en importaciones de combustibles.

Datos independientes muestran que en este primer semestre más del 60% de las importaciones fue de diésel (337 millones USD). El mismo jefe de Estado indicó que la asignación estatal para comprar diésel oscila entre USD 1.100 y 1.200 millones, en lo que va del año. Cifra definitivamente alta para una economía como la boliviana, cuyo nivel de RIN, reserva internacional neta de dinero en el exterior es de 14 mil millones USD.

La solución tampoco va por elevar el precio de combustibles, sino más bien por dar una respuesta estructural a éste errático comportamiento financiero: empezar a desarrollar con inmediata urgencia un proyecto serio de generación de diésel a partir de gas (GTL), invirtiendo dinero de nuestra RIN y asociarse a capitales externos. El mercado brasileño, chileno y argentino serían los principales demandantes del diésel a partir del gas natural; de manera que el remanente prácticamente “inundaría” el mercado interno.

Aunque la capacidad de refino aumente no podrá reducirse el monto de la subvención si es que no se enfrenta ese problema desde la perspectiva global: industrialización de gas a partir de producción de diésel. Es una idea “antigua” (desde 2003, y empujada por varios expertos que inclusive hoy están en el sector público), pero que no termina de madurar. Proyectos de gas a diésel en el mundo están funcionando con éxito comprobado.

Para 2014 se tuvo presupuestado 900 millones USD para la subvención, cifra que sumada a la de años anteriores hubiera servido de apalancamiento de un proyecto integral de gas a líquidos.

La demanda de diésel es de 1.734.560 m3 (metros cúbicos) aunque Bolivia sólo produce 777 mil m3, refinándolo desde el petróleo.

La economía boliviana se mueve y lo seguirá haciendo en base al gas natural. Nuestra exportación superó ya los 3.000 millones USD en el primer semestre 2014.

Hasta 2011, Bolivia dispuso al menos el 7% de su presupuesto al subsidio de energía y se calcula que a escala mundial, en promedio, sólo el 5% de la subvención.

El organismo mundial de la energía (WEC) indica que “uno de los problemas estructurales del subsidio es que es muy difícil llegar a las personas que realmente lo necesitan”. Los ficticios, sobre todo de los combustibles fósiles en la región, causarán desperdicio en los países que son exportadores, además de obstaculizar la exportación con valor agregado de productos industrializados.

En todo caso es relevante que los precios de la energía reflejen costos reales; pero para ello debe garantizarse el suministro interno, por ejemplo de diésel o gas natural.

Este año, según estiman funcionarios del Estado boliviano, la renta por venta de gas natural será de aproximadamente 7.000 millones USD (que ingresarán a arcas estatales). En 2013 fue 5.585 millones USD gracias a los buenos precios de las materias primas en el mercado internacional y a los contratos de provisión de gas que se tiene con Brasil y Argentina.

La nueva premisa que debiera empezar a funcionar en este quinquenio, tras una integral Reforma Energética Boliviana, es agregación de valor: industrializar el gas en diésel, por ejemplo, para tener dos resultados concretos: mayores ingresos por venta de diésel en el mercado internacional, mejorando el simple ingreso por renta; y cubrir el mercado interno liquidando, en plazo de 5 años, las costosas subvenciones.

El autor es consultor del sector privado.

Síguelo en twitter--> @bguzqueda

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (941 Kb)      |       PDF (406 Kb)



Caricatura


Sociales

PARRILLADA DE DESPEDIDA EN LA RESIDENCIA DIPLOMÁTICA DE MÉXICO

Huáscar y Fernando Huanacuni, Ximena Trugeda, Cecilia Pinedo y el embajador de México, Armando Arriázola.