[Jorge Espinoza]

¿Karachipampa será sustentable?


 

La fundición de plomo-plata de Karachipampa se terminó de instalar en enero de 1984 y no funcionó porque hasta 2008 no había suficientes concentrados. Luego del fallido contrato con la empresa Atlas Precious Metals para operarla, desde el 27 de mayo de 2011 Comibol se hizo cargo de esta labor, a través de su subsidiaria la Empresa Metalúrgica Karachipampa (EMK). Contrató a la empresa española Zincobre Ingeniería para hacer una auditoría técnica de la fundición.

El 3 de enero de 2013 se inauguró la fundición, encendiéndose el horno Kivcet, pero de inmediato surgieron problemas, especialmente en el turboexpansor de la planta de oxígeno. Se indicó luego que arrancaría en abril. Por la continuación del problema se contrató algunas empresas para solucionarlo, pero nada pudieron hacer. Una de ellas (Royal Silver Company) fue sindicada de haber dañado el turboexpansor.

Al final se contrató a la empresa china Henan Complant Mechanical & Electrical, que habiendo solucionado el problema, el 15 de julio de 2014 encendió el horno Kivcet para que alcance una temperatura de 1.350oC y empiece a fundir, lo que según un informe del Ministerio de Minería y Metalurgia, se dio el 2 de agosto. La empresa boliviana Ther Consult que controlará el funcionamiento del horno los primeros 120 días, anteriormente ya habría tenido un contrato similar. Hasta octubre de 2013 se había destinado 12 millones de dólares (M$us) para la fase de rehabilitación y 50 M$us para el capital de operaciones, que se incrementará por los gastos posteriores.

La capacidad anual de tratamiento de la fundición es de 51.131 toneladas de concentrados con aproximadamente 47,36% de plomo y 3.989 gramos por tonelada (gpt) de plata, así como leyes máximas para otros elementos: Sn/1,75%, Sb/4,14%, Zn/9,14% etc. Se producirían 21.691TMF de plomo refinado (recuperación de 90%) y 194 TMF de plata electrolítica (recuperación de 95%).

Un informe de ENAF-Comibol de 1979 consideraba las ventas de plomo y plata de 76% y 24% de subproductos, mientras que en un estudio del Viceministerio de Minería y Metalurgia (VMM) de 2002, la factibilidad la daba la venta de subproductos que constituían el 18% de las ventas totales (82% plomo y plata).

Esta fundición es una de las más pequeñas en su tipo y por ello sus costos de operación serán más altos que los de otras fundiciones más grandes, como las que funden los concentrados de plomo-plata de San Cristóbal y otros productores. El costo de operación calculado en el estudio del VMM fue de 258 $us/tonelada tratada, sin considerar depreciación. Por el fuerte incremento del precio de equipos, repuestos e insumos, el costo actual puede estar por encima por 400 $us/ton. El costo de operación influye en el precio de compra que ofrecen las fundiciones por los concentrados ¿Será competitivo el precio de compra de la EMK en relación con el de las fundiciones extranjeras, a pesar del costo de transporte adicional de concentrados?

Según un experto pirometalurgista que conoce mucho del proceso: 1) El horno Kivcet constituye la mejor tecnología para concentrados complejos de plomo-plata, como los de la mina Bolívar, pues aparte de recuperar estos metales, puede recuperar por ejemplo estaño, bismuto, antimonio etc., que en fundiciones convencionales se castiga como impurezas. 2) La recuperación de plata del Kivcet es mayor que en otras fundiciones, pero 3) Su costo de tratamiento es mayor. Este profesional propuso la modernización del horno Kivcet, como ocurrió en Italia, propuesta que no fue atendida.

Los concentrados de San Cristóbal tienen aproximadamente 65% Pb, 2.900 gpt Ag y son limpios. Los concentrados de Bolívar altos en plata (hace años 8.000 gpt) y bajos en plomo (hace años 45%), contienen más de 4% Sb, casi 2% Sn y menos de 0,10% Bi. No hay concentrados de plomo-plata tan complejos como los de Bolívar.

En las fundiciones que no recuperan otro(s) metal(es) además del o de los principal(es), por ejemplo Vinto sólo estaño o Telamayu sólo bismuto, la utilidad proviene de la diferencia entre el costo de tratamiento cobrado y el costo operativo resultante.

Si el método Kivcet es más caro que uno convencional, la economía de escalas lo hará más caro aún, por lo que la EMK no podría obtener utilidades sólo con la diferencia entre el costo calculado de tratamiento y el costo de operación. Por consiguiente, si no trata concentrados complejos y no recupera en cantidad suficiente otros metales como estaño, bismuto, antimonio, cobre, etc., el proceso no sería económico. Si los recupera, obviamente lo sería, asumiendo un control adecuado de costos.

El Gerente de la EMK debe ser más cuidadoso con declaraciones como que la operación generaría una utilidad neta mensual de 5 millones de dólares (La Patria 18/07/14). Sólo el funcionamiento sostenido de la fundición y sus resultados aclararán la interrogante económica y la preocupación medioambiental y establecerán si la decisión de ponerla en funcionamiento fue acertada.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (766 Kb)      |       PDF (296 Kb)



Caricatura


Sociales

FIESTA NACIONAL DE EGIPTO

Nashwa Kamel y el embajador Hesham Abdelwahab.