[Juan León]

Menudencias

Del transfugio al oportunismo


 

Comenzaron formalmente las campañas proselitistas en la perspectiva del 12 de octubre. El título marca línea, sin necesidad de mucha explicación, al tema obligado, cuando se conocen ya las listas de candidatos al Órgano Legislativo. Dando por descontado el resultado del voto presidencial, la composición futura del Legislativo es, al final de cuentas, lo único que importa. Y no precisamente por la calidad de senadores y diputados, sino simplemente porque de la orden para que levanten las manos, a la hora de votar, dependerá el futuro del país, en todos sus aspectos.

Pero antes de escribir de las implicaciones que pueda tener en ese futuro la composición del Órgano Legislativo, vale la pena escribir como antecedente unas líneas sobre abuso y atropello a los derechos humanos en la política internacional. Y del peligro de importar, gratuitamente, los desaguisados internacionales en este mundo que es ancho, pero a estas alturas del desarrollo tecnológico, ya no es más ajeno.

Los palestinos han denunciado una “catástrofe humana” en la franja de Gaza. El canciller de Palestina, Riyad al Maliki, ha preguntado cuántos muertos tiene que haber para que la comunidad internacional actúe y obligue a Israel a cesar la agresión. Hasta el miércoles habían muerto más de 600 personas, en su mayoría civiles, y hay centenares de niños y mujeres gravemente heridos. Son también grandes los daños a la infraestructura vital del pueblo palestino. No importa de qué lado ni por qué, el desastre afecta sobre todo a gente inocente.

Al estupor por la nueva escalada de violencia en esa región le sigue el de la muerte de otras 298 personas que viajaban en el vuelo MH 17 de Malaysia Airlines, derribado en Ucrania. Las mató un misil disparado por no importa cuál de los bandos de una guerra que les era totalmente ajena, igual que en la Franja de Gaza o en cualquier otra parte. Inocentes muertos por los líos que crean las diferencias políticas, la mayor parte de las veces por un quítame esas pajas.

En nuestra vida doméstica y la lucha personal por sobrevivir o “vivir bien” de la mayoría de la gente, vale la pena hacer un alto para mirar más allá de nuestro ombligo. Por encima de intereses coyunturales, de afanes de implantar modelos políticos y económicos ajenos o de imponer ideologías, parece importante analizar las eventuales consecuencias de algunas iniciativas que nos caen del cielo.

Es atractiva, por ejemplo, esa de contar con fuentes propias de energía nuclear. El proyecto que aparentemente se gestó en silencio hasta el anuncio oficial puede significar, sin duda, un salto importante hacia adelante. Pero en el escenario internacional, mueve a preguntarse ¿por qué tanta generosidad de quienes ofrecen ayuda y colaboración para promoverla tan lejos de sus fronteras? La energía nuclear ha sido siempre fuente de grandes controversias. Son un ejemplo los problemas que enfrenta Irán, de pronto socio y amigo entrañable de nuestro país.

A esa interrogante se suma otra tal vez más pedestre. Si son suficientes, como se dice, las reservas de gas que garantizan consumo interno, exportación e industrialización, igual que las de petróleo; si hay proyectos de generar energía eólica y hay también suficientes fuentes para generar energía hidroeléctrica, ¿se justifica hablar de energía nuclear, por mucho que se argumente que será para fines pacíficos?

Habría que hacer un mínimo estudio de costo y beneficio. Pero en el caso específico, no se puede limitar sólo a aspectos económico-financieros. Son más importantes, por sus previsibles implicancias, los costos políticos y sociales sobre un proyecto de esa naturaleza.

En ese escenario de proyectos cuya envergadura pone en juego mucho más que el interés político coyuntural, preocupa la futura conformación de la instancia encargada de fiscalizar los actos del gobierno.

Una de las funciones fundamentales de senadores y diputados es fiscalizar las acciones del Poder Ejecutivo en nombre de todos sus electores que constituyen el interés nacional. Si la mayoría de esos legisladores se limita, por cuestión de militancia y disciplina partidaria, a levantar la mano para aprobar lo que se les ordena que aprueben, la cuestión es grave. Sobre todo porque, se sabe ya, tienen prohibido pensar por cuenta propia. Pero es peor aún cuando buena parte de esa gente será más papista que el Papa simplemente porque llegó hasta donde llegó en mérito a compromisos de coyuntura y de oportunidad. O de favores y dádivas que tiene que pagar.

Las señales preocupan no sólo por la conformación de las listas de candidatos ya en campaña. Algunos nombres no extrañan, dados sus antecedentes de transfugio político y oportunismo. Extraña, en cambio, la incorporación de alguna gente que parecía anteponer principios y valores a los intereses personales. Y preocupa mucho más por la ausencia, en el futuro Órgano Legislativo de botones que eran excepción y cuyos nombres y trayectoria se conocen porque se atrevieron pensar y decir su pensamiento pese a la prohibición vertical.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (726 Kb)      |       PDF (370 Kb)



Caricatura


Sociales

SELLO POSTAL EN HOMENAJE AL CENTENARIO DE RELACIONES DIPLOMÁTICAS ENTRE JAPÓN Y BOLIVIA

El Jefe de la misión japonesa, el ministro de Culturas, Pablo Groux, y el gerente General de Ecobol, Luis Alberto Paz Soldán.

AGASAJO

La agasajada departe con sus amigos.