[Alberto Zuazo]

Punto aparte

La frustrante dispersión opositora


 

La dispersión de los sectores opositores al régimen gobernante se concretó en cinco candidaturas presidenciales, aunque en total serían 10 las que pretenden hacerlo. Con este comportamiento, se impusieron las ambiciones políticas personales y partidarias. Tal vez, en algunos casos, por simple figuración.

Se pusieron al margen de las experiencias propias y del vecindario. En buena medida, implícitamente, se respalda a gobiernos que, a título de populismo y otros membretes, implantan el autoritarismo. Al abrigo de tales subterfugios, habitualmente, lo que afloran son la incompetencia en la administración de los países, la represión política, el derroche de los bienes públicos, la corrupción, las coacciones a los medios de comunicación y muchos otros males.

En Bolivia, en las elecciones generales de 2005 se presentaron seis candidaturas para oponerse a la encabezada por Evo Morales, el líder cocalero e inspirador de los bloqueos camineros. El resultado ha sido ilustrativo. Si bien el ganador obtuvo el 53,74% de los votos, es pertinente destacar que los votos que en total obtuvieron las otras candidaturas fue del 45,9%, o sea que la diferencia con lo alcanzado por Morales ha sido escasamente del 7,8%.

En las elecciones de 2009, el ganador absoluto volvió a ser Morales, porque se repitió la dispersión en el frente opositor. Adicionalmente, permitió que el MAS consiga a su favor los dos tercios en las dos cámaras legislativas.

El re-electo candidato obtuvo el 64,22%. Sin embargo, Convergencia Nacional (CN) logró captar el 26.46% de los votos; Unidad Nacional (UN) el 5,65%; y las restantes candidaturas juntas el 3,66%; en total, 35,77%. Si, adicionalmente, se toma en cuenta que los votos nulos fueron 2,48% y los blancos 3,22% (pues no se pronunciaron a favor de Morales), la sumatoria del sufragio adverso a él llegó a ser del 41,47%.

Por medio del balance de estos resultados, se llega a determinar que la diferencia entre la votación de Morales del 64,22% (el periodista cruceño Carlos Valverde informó que hubo casos de fraude oficialista) y la opositora del 41,47%, es reducida.

La miopía opositora que deseche esta situación para las elecciones de octubre próximo es frustrante. Tal como se presentan las perspectivas, la oposición le seguirá dando al MAS, en bandeja de oro, todo el poder.

Es decir, le volverá a permitir que domine la Asamblea Legislativa con más de los dos tercios. Desde esta plataforma, tendrá todas las posibilidades, incluso la de modificar la Constitución para que Morales se erija en gobernante vitalicio.

Y no es cuestión de adivinanzas, ni de mayor perspicacia. En la campaña actual, Morales no sólo espera extender su mandato en el 2020. Más aún, sin reparo alguno habla de tener planes para el 2025.

En estas circunstancias, es imposible pasar por alto la reprochable conducta que tuvo Samuel Doria Medina al abandonar el Frente Amplio (FA), pese a que lo organizó en torno a su partido, con el argumento de que su propósito era unificar a todas las fuerzas democráticas, sin hacer distinciones ideológicas ni partidistas. Aparte, insistió reiteradamente que estaba dispuesto a que sea esta conjunción de fuerzas políticas la que elija al candidato presidencial.

Hubo, empero, cierto anticipo al respecto. Una encuesta estableció que Doria Medina contaba con el 26% de apoyo electoral, para una candidatura suya a la cabeza del FA.

En forma sorpresiva, pese a todo ello, Doria Medina, sin consulta previa con el FA, optó por constituir una alianza con Rubén Costas, quien organizó el Movimiento Demócrata Social (MDS), con la idea de ser su candidato presidencial.

Entre la UN y el MDS decidieron crear la Concertación Unidad Demócrata (CUD), bajo la jefatura de Costas, y lanzar el binomio presidencial Samuel Doria Medina-Ernesto Suárez (ex gobernador electo de Beni, depuesto por el régimen vigente).

Puede que está fórmula tenga ciertas bases de apoyo electoral, pero, en el fondo, “ha desordenado el tablero de las opciones electorales”, según expresó el intelectual José Antonio Quiroga Trigo, a tiempo de abandonar el FA, junto con Loyola Guzmán.

Quiroga, en entrevistas periodísticas últimas, hizo una revelación importante. Sostuvo que, mientras Doria Medina estuvo en el FA, no tuvo diálogos formales y transparentes con Juan del Granado (MSM) y Rubén Costas (MDS), cuando estos dos últimos tenían conversaciones para unificar sus candidaturas presidenciales.

Acerca del origen del FA, Quiroga expuso que “nació en septiembre del año pasado, después de un largo proceso de gestación, atendiendo la demanda de unidad de la ciudadanía democrática. Seis organizaciones, con distintas trayectorias, decidieron unirse para ofrecer una opción política de largo aliento”.

Por lo sucedido, muy probablemente, se quebró el ideario ciudadano de contar, a partir de octubre, con un renovado sistema político en el país, identificado con la democracia, cuyos principios son la libertad, el pluralismo político y la vigencia del Estado de Derecho.

La única opción que queda ahora, para concretar tal objetivo, es que las candidaturas presidenciales de oposición se esfuercen en conseguir que se vaya a una segunda vuelta en la elección presidencial. Y, ante la eventualidad de lograrlo, firmen un acuerdo previo por el que el candidato opositor más votado sea respaldado unánimemente por los restantes. No siempre para ganar, sino para que en Bolivia se imponga un sano equilibrio político moderador.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (707 Kb)      |       PDF (383 Kb)



Caricatura


Sociales

DOBLE CELEBRACIÓN EN LA RESIDENCIA ARGENTINA

Los anfitriones acompañados por autoridades de Gobierno durante la ceremonia protocolar.