[Alberto Zuazo]

Punto aparte

La opción en el celibato sacerdotal


 

Ninguna profesión ni actividad debe tener imposiciones de naturaleza alguna, salvo la ley y los derechos de los demás. La mayor parte de la civilización occidental prefiere vivir en

democracia, cuyo eje central es la libertad de elegir.

Desde el año 313 de la era cristiana se dispuso en un sínodo la obligatoriedad del celibato en el sacerdocio católico. En ese tiempo remoto, prevalecían las voluntades de quienes mandaban antes de reconocer los derechos.

En los cuatro evangelios de la Biblia no existe alusión alguna al celibato entre los sacerdotes. En los tiempos de Jesús y de sus 12 apóstolos ni siquiera se pensó en ello, pues algunos apóstoles eran casados y con hijos.

Se convirtieron en discípulos de Jesús por su prédica religiosa, no por haber cumplido algún requisito que tenga injerencia en su vida privada. El hijo de Dios en la Tierra planteó, sin embargo, que los que quieran seguirlo en su peregrinaje, dejen a sus familias, es decir a sus padres, esposas e hijos, si los tuvieran, porque para extender en el mundo la fe cristiana había que empezar por los renunciamientos.

En otros términos, dependía de la opción que elijan quienes preferían o no estar junto a Él. Esto es, cada quien quedaba en libertad de hacerlo, sin tener que someterse a condicionamientos.

Todo esto quedó plenamente esclarecido por el Papa Francisco, quien a diario hace práctica de la sinceridad y la honestidad. A la vez, difiere del “secretismo”, que se tuvo como un mal hábito en el Vaticano. Antes de su peregrinaje a Jerusalén, dispuso que se hagan públicos los informes que tenía la Iglesia Católica sobre la persecución de Hitler contra los judíos. El secreto de los mismos había dispuesto el Papa Pio XII.

Francisco, también en demostración de franqueza, declaró a los periodistas que lo acompañaban en su viaje de retorno de Río de Janeiro a Roma, donde asistió a la reunión mundial de jóvenes, que respetaba la situación de los homosexuales. En otro viaje parecido, esta vez de Jerusalén a la sede del Vaticano, respondió abiertamente a las preguntas de los periodistas sobre su posición respecto al celibato sacerdotal.

Su respuesta textual fue: “No se debate sobre un dogma, sino sobre una regla de vida que yo aprecio mucho y que es un don para la Iglesia”. Sin embargo, en concepto de los periodistas que lo entrevistaban, dejó una “puerta abierta” para tratar en la Iglesia Católica el celibato sacerdotal.

Pues, manifestó algo muy significativo en sus labios: que “La Iglesia Católica tiene curas casados. Católicos griegos, católicos coptos en el rito oriental”. Con estas aclaraciones, puede advertirse que, si bien el Papa Francisco prefiere el celibato en los sacerdotes, no tiene el ánimo de imponer su voluntad en uno u otro sentido.

Además, no dejó para las “calendas griegas” el tratamiento de este crucial asunto para la Iglesia, sólo advirtió que no será de inmediato, porque están previstos otros temas que le anteceden.

Se refirió, seguramente, a que en los dos sínodos obispales que se realizarán en hacia fines de este año, el tema que estará en mesa es el de la familia. Sin duda, algo fundamental para considerar desde la Iglesia Católica la crisis que confronta actualmente, y, en lo posible, formular nuevos comportamientos para conyugues e hijos.

Empero, como quiera que la cuestión del celibato sacerdotal también es de enorme trascendencia para el futuro de la Iglesia Católica, es posible suponer que sea abordada el año venidero.

El tema del celibato fue puesto de actualidad por un grupo de 26 mujeres italianas. Le escribió al Papa Francisco una carta, cuyo texto completo ha sido difundido en el mundo por las agencias de noticias.

En la misiva, apelan al Papa para que la Iglesia Católica haga una revisión -consideración- de la disciplina del celibato sacerdotal. Las firmantes expresan que así rompen el silencio y la indiferencia.

“Cada una de nosotras -dicen- mantiene, ha mantenido o querría mantener una relación sentimental con un sacerdote”. Y para causarle mayor impresión al Pontífice, le dicen que las alternativas a la situación que “padecen” son “o el abandono del sacerdocio (de sus parejas) o la perpetuación de una relación amorosa en secreto”.

Cabe advertir, sin embargo, que ellos y ellas han roto la regla de vida a la que se refirió Francisco, por lo que podría ser desestimada la carta de las 26 mujeres.

En algún sentido, empero, viene a ser un ingrediente más a las graves implicaciones que tiene la pederastia, que en las últimas décadas comprometió a miles de sacerdotes. Muchos de ellos han sido ya expulsados desde el papado de Benedicto XVI y Francisco está haciendo un esfuerzo mayor, al plantear que tiene que llegar a Cero.

Ante esta realidad, atentatoria para la niñez y juventud de todas las latitudes del planeta, la ONU incluso decidió intervenir en el asunto. Demandó que el Vaticano ponga fin a esta perversión, que obviamente, resulta intolerable para el sentimiento humano en general.

El expulsar a los que ya cometieron el delito no significa que en el futuro él sea eliminado. El ser humano, por su propia naturaleza, está dotado de la capacidad de poner en práctica el don divino de la sexualidad.

En trance tan extremo, ¿qué puede hacer la Iglesia Católica? En primer término, enfrentarlo y cuanto antes mejor. Seguidamente, insistir en mantener el celibato sacerdotal u optar por la vía opcional.

Esto implicaría que los sacerdotes de la Iglesia Católica queden en libertad plena de estar a favor del celibato u optar por desistir de él, eventualmente ante la perspectiva de poder formar un hogar.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (735 Kb)      |       PDF (283 Kb)



Caricatura


Sociales

FERIA SOLIDARIA DE ABIA

Mercedes Viscarra, Martha Rountree, Zulema Machicado, Carmen Barrios, Jane Hutchinson y Ana Cristina Araníbar.