[Severo Cruz]

Que ellos se rasguen las vestiduras


 

Aquello de impugnar la competencia de la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, en el caso específico de la demanda marítima boliviana, no es otra cosa que una estratagema chilena destinada a eludir futuras responsabilidades que signifiquen la restitución de la soberanía boliviana en el Pacífico, que nos fue arrebatada por la reprochable invasión anglo-chilena de 1879.

Tal actitud del vecino país no debería preocuparnos, teniendo en cuenta que este asunto está en manos de ese alto tribunal de la Organización de Naciones Unidas, que tarde o temprano se pronunciará al respecto, favoreciendo, de seguro, el propósito boliviano de recuperar una salida libre, útil y soberana al mar.

Entonces poco deben importarnos las opiniones de los ex dignatarios de Estado chilenos sobre el tema. No debiéramos dar mayor importancia a tales declaraciones y dejar que éstas se pierdan en la nebulosa del tiempo. Responderles supondrá proporcionarles mayores argumentos para sus siniestras intenciones enclaustradoras. Dejemos que ellos se rasguen las vestiduras en los estrados de la justicia internacional. Allá ellos, Bolivia vibra unida en torno a la demanda marítima.

Bolivia, según la verdad histórica, ha sido objeto de la invasión expansionista anglo-chilena al correr el Siglo XIX, como consecuencia del “maldito guano”, como afirmaron algunos estudiosos compatriotas. Dicho recurso natural abundaba en la costa del Litoral boliviano y, por su magnitud, había despertado la codicia de los agresores.

Resultado de esa acción vandálica es el centenario encierro geográfico boliviano, aún no resuelto, que ha profundizado las brechas de enemistad y desconfianza entre ambos países, que comparten una frontera común, poniendo en vilo la paz regional.

En Bolivia fungía como presidente de la República Hilarión Daza y en Chile Aníbal Pinto. Eran tiempos de conquistas territoriales mediante la superioridad bélica.

El problema provocado por el guano ahora concita la atención de la justicia internacional a la que Bolivia tuvo que recurrir a fin de que Chile, el agresor de 1879, deponga la cicatería política que ha obstruido siempre la solución del enclaustramiento boliviano.

Guano que en vez de enriquecer al país, ha potenciado al vecino usurpador, que cuenta hoy con un arsenal bélico de última generación, significando una seria amenaza para la convivencia pacífica en la región. Aquello se constituye en una amenaza e intimidación para la Patria que nos vio nacer, con la que tiene un centenario problema pendiente.

Guano que, desgraciadamente, ha originado el enclaustramiento boliviano por aproximadamente 135 años. Vanos fueron los intentos para dar una solución a este diferendo.

En suma: los bolivianos abrigamos la esperanza de que el tribunal de la ONU dictamine un veredicto que colme las expectativas bolivianas tendentes a recuperar el Derecho que le asiste a Bolivia sobre el océano Pacífico.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (689 Kb)      |       PDF (289 Kb)



Caricatura


Sociales

AGASAJO DEL CENTRO DE DAMAS ORUREÑAS

Frida de Araníbar, Teresa de Calderón y Rosario Sanjinés.

NIVEA PRESENTÓ NUEVOS PRODUCTOS

Katherine Yutronic.