[Floren Sanabria]

Cancilleres chilenos se pronuncian


 

No hace mucho, el ex canciller Alfredo Moreno se refirió al caso marítimo, reconociendo con hidalguía evidente que Chile usurpó el mar de Bolivia. Menos mal que existe un reconocimiento tácito del ex colaborador del gobierno de Sebastián Piñera.

Si nos remontamos a hechos antes de 1879, Chile atravesaba una indigencia lamentable. Agustín Gamarra, por entonces, mandaba en Perú, José Miguel de Velasco lo hacía en Bolivia. Chile se sentía satisfecho por haber destruido la Confederación Perú-Boliviana y se dedicó a perseguir para aniquilarlo al protector Andrés de Santa Cruz, porque lo consideraba todavía un peligro. Sobre todo, además de ganar la guerra breve, los chilenos habían adquirido una valiosa experiencia. Eran más poderosos que Bolivia y Perú juntos, y si bien su objetivo inicial era solamente de desorganizar y alejar el peligro de la unión peruana-boliviana, ahora sabían con certeza que ambos países eran víctimas de la política y de las ambiciones de los políticos.

Diego Portales, el cerebro, pudo establecer claramente que su país podía crecer en extensión sin dificultad alguna ni prisa. Bolivia, con militares entregados a golpes de Estado, no solamente era un adversario de reducidas posibilidades, sino víctima del caos y la lucha política permanente. Sus gobernantes no se interesaban por su territorio ni por su soberanía, menos por la conservación de sus riquezas en las que no tenían interés alguno. Sus conductores, audaces, incultos y torpes tenían una sola meta: la presidencia, tomar el gobierno a cualquier costa, y los bolivianos seguían a unos y a otros guiados exclusivamente por sus intereses personales, por lo que podían obtener mucho si el personaje a quién seguían lograba llegar al poder.

Chile comenzó, pues, a planear la conquista del territorio de Atacama, sobre todo del Litoral boliviano sobre el Pacífico. Empezó la planificación con cautela y tiempo en una incesante labor para lograr un éxito terminante, sin dudas ni consecuencias posteriores. En este sentido, para Chile una de sus tareas importantes fue estudiar y evaluar las riquezas del Litoral boliviano. Así comenzó el apetito de poner en práctica sus ambiciones que concluirían en 1879 con la invasión, la guerra injusta, y los tratados internacionales suscritos a mansalva bajo el imperio de la fuerza bruta.

Cuando el actual canciller chileno Heraldo Muñoz dice “salida al mar cerrada para siempre”, reitera su negativa, aunque no tendría que anticiparse al fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que creemos obrará en justicia y de manera positiva. Es conocida la postura de Muñoz dentro del ambiente político chileno; si es canciller se debe a que cuando ejercía un cargo en la ONU le consiguió un empleo a la hija de Michelle Bachelet, ya presidenta viajó a Nueva York para recomendarla en un alto cargo en ese organismo.

Si demandamos a Chile por nuestra justa causa y derecho, habrá que esperar, no desesperarse ante insinuaciones chilenas de restar competencia a CIJ para conocer este pleito. Chile está pendiente de toda declaración en Bolivia, como cuando el Presidente boliviano expresa “siento que Chile tiene miedo”. Esta nación es una potencia, no tiene miedo a nada ni a nadie, porque dentro del concierto americano es el más avanzado y con buenas relaciones, ahí está el haber logrado un comercio integrado con Perú, pese a haber perdido el pleito en La Haya. Hay que decirlo, Bolivia no tiene buenas relaciones diplomáticas con Lima, si el presidente Ollanta Humala no vino a La Paz, pese a su anuncio; asimismo el enfriamiento con Argentina y Brasil es patético.

Una vez más expresamos que la demanda marítima no debe ser politizada, porque no es gubernamental, es una política de Estado y cuando se pretende explicar en foros internacionales los argumentos jurídicos, históricos de la demanda judicial contra Chile, parece insulso, tozudo, si el mundo conoce de cerca nuestro encierro geográfico. Bolivia hizo conocer en muchos años, en asambleas, congresos de la ONU, OEA, UE, ALBA, Unasur, Mercosur y otros organismos internacionales, nuestro reclamo a Chile en más de un centenar de años sin resultado alguno.

Respecto a la susceptibilidad del Procurador General del Estado referente a la supuesta divulgación de secretos de estado, ya que el periódico oficialista “La Razón” habría filtrado información sobre la demanda marítima, el enjuiciamiento a ese medio parece un simulacro político, una cortina de humo para distraer la atención de prensa, televisión y radio, dice la opinión pública.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (689 Kb)      |       PDF (289 Kb)



Caricatura


Sociales

AGASAJO DEL CENTRO DE DAMAS ORUREÑAS

Frida de Araníbar, Teresa de Calderón y Rosario Sanjinés.

NIVEA PRESENTÓ NUEVOS PRODUCTOS

Katherine Yutronic.