Entre cartas, poemas y cuentos

Ojo para el llanto ajeno

Yolanda Bedregal

 

Déjame llorar el llanto de todas tus soledades y de todos tus cansancios.

Siempre he llorado abandonos y penas de los demás.

Mi amor nunca fue mi amor.

Siempre fue cubrir heridas abiertas por otra mano.

Mi vida nunca fue mía.

Cada vida es algo mía, yo soy de todas las vidas.

No será mía mi muerte.

¡Ni eso tengo sólo mío! Todos se mueren en mí.

Mi pena es pena de nadie.

Sólo lloro el llanto ajeno y el dolor de los demás.

Has de olvidarme mañana, lo mismo que él me olvidó.

Tengo en mí sino de madre;

Todos lloran en mi falda, y yo siempre lloro sola.

¿Será que rechazo al hijo

eterno que duerme en mí y su lamento obstinado

es un gong de negación?

Lloro por todos los hombres en cansancio y soledad,

Lloro el llanto de mi hijo.

¡Nada es mío! ¡Nada es mío!

Ni mis ansias, ni mi hijo, ni mi vida, ni mi amor.

Sobre el sordo Cosmos lloro

tu cansancio y soledad.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (585 Kb)


Publicidad

Sociales

SE VIENE EL "AÑO ALEMÁN" CON MUCHAS NOVEDADES

Federico Ohnes, Abeba Bekele-Mamo, el embajador de Alemania, Peter Linder, Christine Gruber y Michael Friedrich.

"ROSTROS ANDINOS" EN EL ARTESPACIO CAF

Gabriel Barceló y el representante de la CAF, Emilio Uquillas.


Impunidad