Ciencia y Computación    

LG Gram 15Z990



En las actuales portátiles los fabricantes se ven obligados a sacrificar diferentes aspectos del equipo para conseguir un modelo que se pueda transportar con facilidad.

La gama LG Gram y más en concreto el LG Gram 15Z990 rompen con esta tendencia. No hace concesiones al margen de no contar con una tarjeta gráfica dedicada, algo muy poco habitual en equipos ultraportátiles. La clave de este equipo está en combinar un diseño ligero con una gran autonomía y una pantalla con los marcos muy finos. Y todo ello sin renunciar a la conectividad. Cualidades que lo convierten en uno de los portátiles de viaje más interesantes del mercado.

El diseño del LG Gram 15Z990 está construido en una aleación de nanocarbono y magnesio, que consigue el equilibrio entre un equipo muy ligero y a la vez resistente. Capaz de pasar hasta siete pruebas de resistencia de un test militar que incluyen caídas desde más de un metro o rociado de agua salada.

Éste portátil de 15,6 pulgadas solo pesa 1,09 kilos. En su diseño también ha jugado un papel clave la reducción de los marcos de la pantalla, que permiten disfrutar de este formato en un tamaño más propio de los portátiles de 14 o 13 pulgadas.

El LG Gram 15Z990 sorprende y mucho porque en vez de limitar la batería a un tiempo habitual, lo extiende hasta más del doble. Sobre el papel, este portátil puede aguantar hasta 21 horas y media de uso con una sola carga.

La LG Gram 15Z990 llega con una buena potencia con procesadores Intel Core i7 y hasta 16 GB de RAM, ideal para aquellos usuarios que quieran olvidarse de verdad del cargador durante un vuelo largo o una jornada de trabajo.

MÁS TITULARES DE Ciencia y Computación