Femenina    

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Tu abdomen necesita atención

Eduardo Kucharsky Asport

“Retoma y recupera el control que tienes sobre tu forma abdominal”



Siempre puedes contraer los músculos de tu abdomen. Si realizas esa acción cuenta solo hasta el número diez mientras los mantienes contraídos, y habrás hecho tu primer ejercicio de contracción muscular sostenida.

Si decides aprender a enamorarte de esta idea, podrás realizarla en cualquier momento en que te acuerdes y tu abdomen dejará de ser abandonado, descuidado y abusado.

Todas nuestras partes corporales tienen conciencia, son como pequeñas individualidades que sufren por nuestra arrogancia, por nuestra soberbia y, sobre todo, por nuestra ignorancia.

Nuestro sistema digestivo sufre por nuestra actitud negativa o por nuestra actitud tonta, pues abusamos de él sin tomar conciencia de que es un ser independiente en alguna medida y de que necesita comunicarse con su parte directiva que eres tú.

Si la parte directiva, que somos nosotros, nos dedicamos a vivir haciendo lo que nos da la gana, sin tomar en cuenta la intención de sus partes componentes, terminaremos por experimentar decrepitud, atardecer y finalización de época.

Si tan sólo decidiéramos comunicarnos con nuestro abdomen o con nuestro sistema digestivo una vez al día, podríamos escuchar la voz o la sensación de sus necesidades y de su sabiduría personal. Nuestro estado tiene su propia sabiduría, pero nunca le escuchamos ni le prestamos atención, sólo atenuamos su comunicación con calmantes o con matecitos, pero nunca nos tomamos la molestia de hablar con nuestro dolor, sea el que sea, tampoco le preguntamos qué es lo que nos quiere decir y por qué está sucediendo.

Cuando aprendemos a hablar con esos dolores, sean los que sean, nos comunican y nos revelan una verdad: nos dicen lo que está mal y lo que estamos haciendo mal. Si conociéramos esa verdad, podríamos tomar mejores decisiones para evitar desastres que después son muy difíciles de corregir.

MÁS TITULARES DE Femenina