Femenina    

SALUD

Cefaly, una revolución en el tratamiento de la



La migraña se ha convertido en la molestia más común a la hora de acudir a un neurólogo. La dolencia que produce suele ser incapacitante, afectando de gran manera la calidad de vida de las personas que la sufren. Esto genera ausentismo laboral, restringe el rendimiento y perturbando las relaciones sociales.

Se da prevalentemente en las mujeres, sobre todo durante las décadas de fertilidad, debido a una mayor actividad hormonal. Además de la migraña común, se puede manifestar con síntomas e intensidades variadas que incluyen la presencia o ausencia de un aura visual, hasta su periodicidad y duración. Hoy en día existen diversos instrumentos para medir el impacto de la migraña, de los cuales el más utilizado es el cuestionario MIDAS (Migraine Disability Assessment Score).

Según Alberto Salvat, gerente Internacional de Producto de Cefaly Technology, un 15% de la población presenta algún tipo de migraña. “Se trata de una patología invalidante para la gente que tiene migrañas serias, aunque existen diferentes niveles de intensidad”, apunta.

SÍNTOMAS

Según el Global Burden of Disease, la migraña está catalogada como la sexta enfermedad más inhabilitante que existe. Aunque claramente se trata un problema neuronal, la activación del sistema trigémino-vascular y el generador en el tallo cerebral dan cuenta de los síntomas de la migraña. El 70 por ciento de los afectados sufre un dolor pulsátil y la mayor parte de ellos lo define como un malestar agudo e incapacitante. Asimismo, más de la mitad de los pacientes reportó náuseas y vómitos, y hasta un 65 por ciento presentaron fotofobia.

Aunque los brotes varían para cada persona, hay factores que pueden potenciar sus apariciones, como el estrés, los cambios hormonales y la injerencia de alimentos como el chocolate o el queso.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Los episodios individuales de migraña pueden tratarse con éxito relativo utilizando analgésicos de venta libre como la aspirina, el acetaminofeno o naproxeno, aunque deben tomarse de inmediato y en dosis controladas para no exacerbar el malestar. De no ser efectivos, los pacientes pueden optar por unos fármacos llamados triptanos, que fueron desarrollados en los años 80 específicamente para tratar ese mal.

Los triptanos actúan sobre los receptores de serotonina, que intervienen en la generación de la migraña. Utilizados en exceso, pueden ser contraproducentes en pacientes con enfermedades cardiovasculares, generando espasmos en los vasos sanguíneos y jaquecas.

Un nuevo fármaco aprobado en Estados Unidos, llamado Erenumab o Aimovig fue diseñado como un anticuerpo contra el CGRP (péptido relacionado con el gen de la calcitonina) y se aplica con una inyección subcutánea una vez al mes, produciendo reacciones favorables desde la primera aplicación. Aunque puede causar reacciones adversas en la piel, esto solo ocurrió en un 5% o 6% de los pacientes durante las pruebas correspondientes.

LA REVOLUCIÓN CEFALY

El Cefaly es un dispositivo de neuroestimulación craneal externa, diseñado para el tratamiento y a la prevención de la migraña y las cefaleas. Este pequeño aparato electrónico genera impulsos eléctricos sobre las fibras nerviosas de la rama superior del nervio trigémino.

En palabras de Alberto Salvat de Cefaly Technologies, “Tenemos 12 pares de nervios en cada lado, y uno de ellos es el trigémino, que es el par V (quinto) y consta de tres ramas: una oftálmica, una maxilar y otra mandibular. El nervio de la rama oftálmica es el que encamina el ingreso del dolor. En la revista Neurology definieron el trigémino como la súper autopista del cerebro”, explicó el experto español.

Lo que hace el Cefaly a través de un electrodo con un gel conductor, es enviar impulsos eléctricos a la rama 1 del nervio trigémino que producen un efecto sedante. Este efecto hace que se calme el dolor en el programa agudo de las crisis, mientras que la acumulación del efecto sedante en el programa preventivo hace que el umbral de dolor varíe y sea más difícil de alcanzar. Hay dos diferencias en el tratamiento: una es la frecuencia, que en el caso del programa activo es de 100 impulsos por segundo, y la otra es el tiempo de duración, que es de una hora. En el tratamiento preventivo la frecuencia es de 60 Hz y la duración del programa es de 20 minutos.

El dispositivo, que alcanza una vida útil de siete años, ya se encuentra disponible en nuestro país gracias a South American Express S.A. (SAE), y se puede adquirir a través de la página web www.cefaly.bo.

MÁS TITULARES DE Femenina