NACIONAL    

Urbe alteña con 40 por ciento

Violencia doméstica por problemas de pobreza

> Los diversos conflictos que acarrean la falta de empleo, pobreza y el consumo de alcohol causan violencia dentro de los hogares, según Ulloa



El 40% de la violencia ejercida contra la mujer se produce dentro del hogar, en la ciudad de El Alto, a causa de problemas, principalmente, por la falta de dinero y empleo, en la mayoría de los casos del esposo, según el Secretario de Seguridad Ciudadana del Municipio, Dorian Ulloa.

Para la autoridad, este problema se inicia dentro del hogar debido a la falta de comunicación en la pareja, tema a la que se atribuye los problemas de falta de trabajo para el marido y la necesidad de la esposa de contar con un monto económico que pueda sustentar el diario vivir de sus hijos, además el alto consumo de bebidas alcohólicas, pero que todo esto se genera en peleas entre los progenitores, terminando en el maltrato.

“Con la finalidad de bajar el índice de violencia en el hogar, nosotros en nuestra ciudad, hemos trabajado de distinta forma, con las mujeres y los mismos esposos, quienes son los que más propensos a cometer estas actitudes, para lo cual se han realizado talleres en diferentes zonas que se presentan estos problemas, concientizando a las parejas, pero uno de los problemas que no podemos negar también es el desempleo, desde donde parte esta actitud”, indicó Ulloa.

De acuerdo con el funcionario de dicha repartición edil, uno de los trabajos importantes que se ha efectuado en la urbe alteña es con los varones o esposos, actividades que dieron buenos resultados, en la disminución de la cantidad de hechos, donde existen comparaciones con la gestión pasada entre los primeros tres meses en comparación de este año.

De esta forma en el primer trimestre de 2018 se dieron 5 casos de feminicidios, en la urbe alteña, mientras que en la presente gestión en estos primeros tres meses solo se ha llegado a conocer 2 de estas actitudes de los varones.

Según Ulloa, el tema de la violencia tiene que ver con el mismo sistema, teniendo en cuenta que la Ley 348, que tiene varios años de su implementación, pero que los mismos datos señalan que no ha servido de mucho la misma, porque no han bajado, lo que demuestra de no fue muy útil.

“Lo nosotros siempre hemos dicho que la violencia intrafamiliar no siempre va a bajar con una normativa, sino debemos tomar acciones que puedan dar lugar a bajar y solucionar fundamentalmente los factores que generan estas actitudes como el tema económico, el consumo de bebidas alcohólicas, la falta de empleo el tema de salud y otros”, manifestó la autoridad.

Otro de los problemas que tiene el sistema judicial, es la revictimización permanente a todas aquellas personas que sientan una denuncia, ya sean varones o mujeres, por lo que interesa mucho todas las medidas que se deseen tomar, desde distintas instituciones, pero el tema de la violencia intrafamiliar se deberá enfocar de manera global.

Por otro lado, el gobierno a través del ministro Carlos Romero aseguró el domingo que los delitos de violencia intrafamiliar o doméstica representan el 40% de los hechos de violencia y criminalidad que se registran cada año en el país. La autoridad de Estado lamentó que “solo 1,3% de los casos denunciados tenga sentencia condenatoria” por lo que criticó a las autoridades jurisdiccionales. Afirmó que “la justicia no está castigando la violencia contra la mujer”, según informó Erbol.

“Cuatro de 10 hechos de violencia que se producen en nuestro país, es decir, el 40% de los hechos de violencia y criminalidad tiene que ver con violencia intrafamiliar o doméstica, con delitos sexuales y con distintas modalidades de violencia que se denuncian y procesan anualmente en Bolivia ante las instancias policiales”, afirmó.

La autoridad de Estado señaló que en 2018 se registraron 37.000 casos de violencia en todo el país, de los cuales 32.058 corresponden a violencia familiar o doméstica. Precisó que de los más de 32 mil casos, 4.645 se refieren a delitos sexuales; donde 1.549 fueron de abuso sexual, 1.370 de violación, 991 de violación de infantes niñas y adolescentes y 735 de estupro.

Para el ministro Romero es “alarmante y muy alta” las cifras de feminicidios que se registraron en el país en el último año. Según sus datos, en 2018 se presentaron 128 asesinatos de mujeres, dato que coloca a Bolivia en el tercer lugar en Sudamérica después de Colombia y Brasil. Lamentó que los datos de feminicidios estén en ascenso, porque en 2017 se registraron 109 y 111 en 2016. Dijo que en los últimos seis años 555 mujeres fueron asesinadas.

“Colombia y Brasil tienen tasas de 2,9 feminicidios por cada 100.000 habitantes y 2,8 feminicidios por cada 100.000 habitantes, respectivamente. En el caso de Bolivia ocupamos el tercer lugar en Sudamérica con una tasa de 2 feminicidios por cada 100.000 habitantes. Por debajo de nosotros están Uruguay, Paraguay y Argentina”, indicó.

MÁS TITULARES DE NACIONAL
 
X