NACIONAL    

Servicio público

Choferes de minibuses los más infractores

• Uno de los principales problemas que afronta la urbe alteña es el continuo desacato a los normas de tráfico y vialidad, con el peligro consecuente para conductores y peatones



Uno de los sectores que más infringen las normas de tránsito son los choferes del transporte público, quienes pasan por alto los pasos de cebra, los mismos semáforo y otras señalizaciones, muchas veces sólo por acaparar un número mayor de pasajeros, declaró ayer el encargado del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (GACIP), Suboficial Franz Luna.

De acuerdo a un análisis realizado por la autoridad policial, uno de los principales problemas que afronta la urbe alteña es el continuo desacato a los normas de tráfico y vialidad, con el peligro consecuente para conductores y peatones.

Reflexionó sobre la necesidad de respetar las señalizaciones para transitar en las calles, con el fin de disminuir los riesgos de accidentes que ponen en peligro a ciudadanos inocentes. “La arbitrariedad en este caso nos puede conducir a lamentables resultados como la pérdida de vidas humanas al cruzar la calle, avanzar por una calzada o en el momento de abordar un minibús del servicio público”.

Para la autoridad existe falta de sensibilidad por parte de los conductores, quienes por momentos sólo piensan en su deseo de llegar de pasajeros su movilidad, sin importar las consecuencias de sus actos.

“Nosotros realizamos diferentes campañas de prevención para el cumplimiento de las disposiciones de Tránsito, pero lamentablemente aún falta avanzar en el trabajo de concientización con los conductores. Choferes y peatones debemos aprender a respetar las señalizaciones”, dijo la autoridad.

Los ciudadanos debemos comprender que nuestro comportamiento afecta a los demás, por ejemplo si las calles están saturadas de motorizados y si a ello sumamos las transgresiones a las normas de tráfico y vialidad, entonces estaremos aportando al caos y a la incertidumbre con resultados impredecibles.

En estas circunstancias –dijo– el peatón tiene que buscar una forma de avanzar por las vías y en su apuro baja a la calzada en pleno desacato a las normas a esto se suma el comportamientos adverso de algunos conductores que no respetan las señalizaciones, no respetan el semáforo, ni los pasos de cebra, “ambas situaciones ponen en peligro constante la vida de las personas”, manifestó Luna.

En cuanto a los peatones las faltas que cometen generalmente se presenta en el mal uso que hacen de los pasos de cebra, las pasarelas y las aceras, en algunas oportunidades obligados por la saturación de puestos de venta o el congestionamiento vehicular en horas pico, cuando tienen que sortear muchos obstáculos para circular por las calles.

TRONCAL

Las vías más conflictivas de la ciudad de El Alto son los ejes troncales, como la avenida 6 de Marzo, Juan Pablo II, avenida Antofagasta y la zona 16 de Julio, donde en los días de feria las rutas principales, son ocupadas por comerciantes, cerrando los pasos a las movilidades y transeúntes.

“Nosotros estamos en constante trabajo, con miras a concientización a los vecinos, con la finalidad de que se pueda respetar las señalizaciones tráfico y vialidad, para lograr una ciudad más ordenada y con menos riesgos de accidentes. Sabemos que el mayor índice de accidentes que tenemos son por la falta de cumplimiento de las normas de tránsito, tanto por parte de los conductores como de los propios peatones”, dijo Luna.

MÁS TITULARES DE NACIONAL
 
X