Femenina    

Ortodoncia

Brackets, la solución para la malposición dental



Muchas veces al cepillarnos los dientes frente al espejo nos percatamos que están chuecos, sobresalidos o desalineados, lo preocupante más allá de la parte estética está en la llamada malposición dental, que suele causar serios problemas en la mordida, en la mandíbula y en la cara. Un tratamiento oportuno es la solución.

El ortodoncista Rufo Chávez, explica los principales motivos por los cuales es necesario realizar el tratamiento de la ortodoncia en niños, adolescentes, jóvenes y adultos, pues cada edad tiene sus particularidades y debe ser abordado de distinta manera de acuerdo a cada caso.

“La ortodoncia es un tratamiento que se basa en la colocación de los dientes de manera correcta, así como de las alteraciones que puedan producirse en la boca y en la mandíbula, de tal manera que las arcadas dentarias estén perfectamente alineadas para la masticación”, explica Chávez.

Recordemos que la especialidad de la odontología es mucho más que un problema estético, siendo que la boca es una parte fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, pues es la primera fase por donde ingresan los alimentos y por esta razón se debe tenerla en perfectas condiciones para usarla.

“La primera consulta en ortodoncia debería ser cuando comienzan a brotar los primeros dientes fijos del niño con el propósito de hacer un diagnóstico oportuno para saber si se tiene dientes alineados o si por el contrario han sufrido desviaciones por caídas o por introducir objetos en la boca, entre otros factores”, enfatiza Chávez.

NIÑEZ

Según el especialista, es usual que los niños comiencen a cambiar su dentadura a partir de los 7 u 8 años y es en esta etapa precisamente en la cual se puede determinar si existe una malposición dentaría y solucionar el problema de acuerdo al diagnóstico del paciente y sus necesidades particulares.

“Entre los 7 a 11 años el niño está en pleno desarrollo y es el momento preciso para corregir algún problema en el desarrollo de sus huesos (maxilar superior y mandíbula) con la finalidad de controlar y equilibrar su posición y tamaño, como sucede por ejemplo en el caso de la mordida cruzada e invertida”, agrega Chávez.

MALPOSICIÓN GENÉTICA

Pero qué ocurre para que los dientes adopten una malposición dental. El ordotoncista dice que se debe a múltiples factores entre los que menciona los hereditarios como sucede cuando el padre tiene la mandíbula grande y la madre tiene dientes pequeños, debido a esta combinación genética se provoca un apiñamiento dental.

“La combinación genética hace que se produzcan malposiciones, una de ellas es la mordida cruzada que significa que los dientes de la arcada superior quedan por detrás de los inferiores, ya sea en ambos lados o únicamente en uno, lo que genera asimetrías en el rostro”, asegura el especialista.

Para este problema el tratamiento es sencillo cuando se detecta a temprana edad, porque los huesos aún pueden moldearse, si tiene un origen óseo se utiliza un aparato extraoral que estimula el crecimiento del maxilar y frena el desarrollo mandibular.

Si la dificultad es de origen óseo, se procede a realizar una ortodoncia removible consistente en una máscara facial que incluye un disyuntor de paladar que corrige la mordida cruzada y que el niño utiliza antes de ir dormir, entre otras técnicas.

ADOLESCENTES

Detectar los problemas de ortodoncia a esta edad es muy importante toda vez que los adolescentes están preocupados por su apariencia personal, por tal razón prestan mayor atención al momento de hacer un tratamiento relacionado con el apiñamiento dental, malposición o una mala colocación de los maxilares, etc.

Existen diferentes tratamientos a los que se puede recurrir en la adolescencia: brackets tradicionales o metálicos, cerámicos, autoligables, linguales y transparentes, estos últimos son los que se han puesto de moda y son bastante requeridos por los pacientes.

Bracktes tradicionales.- Están hechos en metal y hasta el momento han dado buenos resultados, pero cómo los jóvenes se preocupan por su apariencia muchas veces no lo usan.

Bracktes cerámicos.- Tienen por objetivo no llamar la atención y por ello logra confundirse con la pieza dental, pero pueden perder su color si no se tiene una adecuada higiene.

Brackets linguales.- Son parecidos a los tradicionales, pero se colocan en la parte posterior del diente por lo que pasan desapercibidos a simple vista.

Brackets transparentes.- Son aquellos que no se aprecian y se los puede retirar para comer y lavarse los dientes.

TRATAMIENTOS

Los diferentes tratamientos en niños, adolescentes, jóvenes y adultos varían de acuerdo a cada necesidad, de manera precoz tiene mejores resultados, pero de forma correctiva lleva más tiempo el hacerlo si la persona está por encima de los 17 años, pues la parte ósea no es tan flexible como de los niños y más aún en los adultos.

En el caso de la mujer, en particular, es mucho más sencillo, pues los huesos tienen cierta flexibilidad más que en los varones. por ello el tratamiento llevan más tiempo y deben ser constantes para tener el resultado deseado”, finaliza el ortodoncista.

MÁS TITULARES DE Femenina