Carta de una prensa libre - World Press Freedom Committee

Una prensa libre supone un pueblo libre. Es por ello que los siguientes principios, indispensables para garantizar una circulacin sin trabas de la informacin tanto en el interior de las fronteras de los paises como a travs de ellas, merecen el apoyo de todos aquellos que se han comprometido a proteger y fomentar las instituciones democrticas.

1. La censura, directa o indirecta, es inaceptable. Por lo tanto, debe abolirse toda ley o prctica que restrinja el derecho de los medios de prensa a obtener y difundir informaciones. Las autoridades gubernamentales, nacionales o locales, no deben interferir en el contenido de los peridicos o noticiarios de radio o televisin, ni limitar el acceso a las fuentes de informacin.

2. Debe permitirse en todos los paises la creacin de rganos de prensa escrita y audiovisual independientes, asi como su libre funciona-miento. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinin y de expresin; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitacin de fronteras, por cualquier medio de expresin.

3. Los gobiernos deben abstenerse de ejercer toda discriminacin, econmica o de otra indole, entre los rganos de prensa de un pais. En los paises donde tambin existen medios de informacin gubemamentales, los rganos de prensa independientes han de tener la misma libertad de acceso que los medios de informacin oficiales a todos los materiales y las instalaciones necesarios para sus operaciones de publicacin o transmisin.

4. Los Estados no deben limitar el acceso al papel prensa, a la imprentas, a los sistemas de distribucin, ni las actividades de las agencias de prensa, ni la disponibilidad de frecuencias y de todo tipo de instalaciones necesarias para la difusin audiovisual.

5. Se condena todas aquellas prcticas de indole juridical tcnica o arancelaria por parte de las autoridades responsables de la telecomunicacin que inhiban la difusin de la informacin y restrinjan su libre circulacin.

6. Los medios de prensa oficiales deben gozar de independencia editorial y estar abiertos a opiniones diversas. Este principio ha de estar garantizado por la ley y sostenido en la prctica.

7. El acceso de los medios de prensa escrita y audiovisual a las informaciones procedentes de otros paises debe ser irrestricto, y el pblico debe gozar de la misma libertad de recibir publicaciones y emisiones extranjeras.

8. Las fronteras nacionales deben estar abiertas a los periodistas extranjeros. No deben aplicarse a estos cupos, y sus pedidos de visados, de acreditacin y de otros documentos necesarios para el ejercicio de su profesin deben ser aprobados con rapidez. Debe permitirse a los periodistas extranjeros viajar libremente dentro del pais y tener acceso a todas las fuentes de informacin, sean estas oficiales o no oficiales, asi como importar y exportar libremente todo el material y equipo profesional necesarios.

9. Debe eliminarse toda restriccin al ingreso al periodismo o al ejercicio de este, impuesta por medio de licencias u otros procedimientos de autorizacin.

10. La ley debe garantizar y proteger plenamente la seguridad personal de los periodistas, al igual que la de los otros ciudadanos. Se reconoce a los periodistas que trabajan en zonas de guerra como civiles que gozan de todos los derechos e inmunidades reconocidos a los otros civiles.