Bertha Acarapi:

Awya ayala utpan taqhisit Alto Markaru

(Que el mundo conozca la pobreza de El Alto)

Bertha Acarapi y Robert Cox (foto EL DIARIO)

Alaya Alto markaxa jikxatasiwa jilasa aynachtatana, wali taqhisita, janiw gobierno tuqita yanapta utjkiti, jichhaxa taqi ukanaka utayapxam awya ayala uraqpacharu ukhamana yanapta jiqxataataki. (La ciudad de El Alto est creciendo con un alto indice de pobreza y no es atendida como corresponde por el gobierno central. Queremos, por su intermedio, que el mundo entero conozca esta realidad para que nos puedan ayudar, dijo la concejal Bertha Acarapi)

La cholita concejal de El Alto, que represent las mujeres de pollera del pas, deslumbr ayer a los ilustres visitantes de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), sobre todo por su discurso en aymara.

Mientras Acarapi discursaba en lengua nativa, los miembros de la SIP, incluido el director de El DIARIO Jorge Carrasco, quedaron sorprendidos por la forma como una autoridad municipal se diriga a los visitantes, para expresar el cario de El Alto, ciudad en la que la mayora de sus habitantes son aymaras y quechuas.

Con una elegante vestimenta de chola, Acarapi dijo que la ciudad de El Alto se encuentra en constante crecimiento pero con muchas necesidades y con un alto ndice de pobreza, sin recibir la atencin de las autoridades del gobierno central.

En esta ciudad viven hombres y mujeres dispuestos a luchar para lograr el desarrollo con calidad, equidad, justicia e igualdad, dijo.

Me permito invitar a ustedes, estimados miembros de la SIP, para que conozcan y reflejen ante los ojos del mundo las necesidades y cualidades de la ciudad ms alta del planeta tierra.

En esta oportunidad y como mujer altea quiero poner en conocimiento de ustedes, que la mujer boliviana es la ms sacrificada, porque cumple doble tarea, atendiendo el hogar y como parte del aparato productivo, funcin que no es reconocida por los gobernantes.

Actualmente las mujeres de pollera estamos marginadas, no existe equidad de gnero, porque tenemos una escasa participacin en el 30 por ciento fijado por ley, que en la mayora de los casos ni se cumple. La opinin de las mujeres no se toma en cuenta en las organizaciones polticas y sindicales a la hora de tomar decisiones. Sin embargo y pese a esta situacin, continuamos luchando junto a nuestros esposos para que algn da Bolivia encuentre lo que busca, una democracia econmico y social plena, objetivo en el que el trabajo de los periodistas es importante.