Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 19º
Tormenta Eléctrica Chuquisaca
Mín:
Máx: 14º
Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 17º
Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 23º
Máx: 30º
Nuboso Cochabamba
Mín: 12º
Máx: 19º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 22º
Máx: 31º
Nuboso Beni
Mín: 23º
Máx: 32º
Tormenta Eléctrica Potosí
Mín:
Máx: 17º

Publicidad

    


Banco Mundial detectó baja formación de capital humano


 

La formación de capital humano genera beneficios para los individuos y las sociedades, y en las personas, la educación aumenta la autoestima y fomenta las oportunidades de empleo e ingresos; sin embargo, un informe del Banco Mundial revela que los estudiantes registran un bajo grado de aprendizaje a nivel mundial. En su momento, el economista Bernardo Fernández dijo que la mayoría de los países están en carrera por lograr el mejor nivel de profesionales.

El mundo enfrenta una crisis del aprendizaje. Si bien los países aumentaron considerablemente el acceso a la educación, estar en la escuela no es lo mismo que aprender, señala el organismo internacional en su Blog.

"En todo el mundo, cientos de millones de niños llegan a la edad adulta sin siquiera tener las habilidades más básicas, como calcular el vuelto correcto de una transacción, leer las instrucciones de un médico o comprender el horario de los autobuses, y mucho menos forjarse una carrera satisfactoria o educar a sus hijos", apunta.

La educación está en el centro del desarrollo del capital humano. Una nueva investigación del Banco Mundial revela que la productividad del 56 % de los niños del mundo será de menos de la mitad de lo que podría ser si recibieran una educación completa y gozaran de plena salud.

Una buena educación, en el caso de los países, ayuda a fortalecer las instituciones dentro de las sociedades, impulsa el crecimiento económico a largo plazo, reduce la pobreza y estimula la innovación.

“Nunca es demasiado tarde para que los jóvenes tengan la oportunidad de aprender. Nuestros jóvenes merecen estar equipados con las habilidades que necesitan para prosperar en un mundo laboral cada vez más exigente e incierto. Dado que los estudiantes de hoy serán los ciudadanos y los líderes del mañana, una educación de calidad y relevante es esencial para que las aspiraciones se conviertan en realidad”, señala el organismo internacional.

INVERSIÓN BOLIVIA

Sin embargo, Bolivia está entre los países que mayor inversión registra en educación, como dato en 2013 alcanzó 5,2 por ciento respecto al Producto Interno Bruto (PIB), según estadísticas del informe de realidades y perspectivas, pulso social de América Latina y el Caribe 2016 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Sin embargo, los presupuestos presentados por las autoridades nacionales y reflejados por medios de comunicación, señalan que los recursos para este año son menores a los que recibirá el Ministerio de Comunicación por ser año electoral.

Informan que el presupuesto del Ministerio de Educación se reduce en por lo menos 83 millones de bolivianos respecto de la gestión pasada, es decir, de 288.589.149 millones de bolivianos a 205.505.067 en 2019, mientras que los recursos para la repartición de Comunicación se multiplican por cuatro, pasando de 150.171.490 a 527.302.500 millones de bolivianos.

A pesar de los recursos destinados, todavía no se conoce una medición de la calidad educativa del país, a pesar de haber realizado muchos seminarios para la tarea, por lo que se desconoce los resultados que implican la inversión.

CRÍTICO

Por otra parte, el informe del BID sostiene que el tema crítico en la educación primaria en la región no es, entonces, la cobertura, sino la calidad en la educación que no ha permitido mejorar los niveles de aprendizaje.

A pesar que el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo de 2012 (Terce) respecto al Segundo Estudio de 2006 (Serce) muestra mejoras importantes en las pruebas de lectura y matemáticas de los estudiantes de 3er y 6to grados en los países de la región, el desempeño continúa siendo muy bajo (Unesco 2015).

Por ejemplo, en las pruebas de matemáticas, el 47 % de los estudiantes de 3er grado alcanzó el nivel de desempeño más bajo de cuatro niveles que pueden alcanzarse. En varios países los resultados fueron preocupantes.

Las tasas de asistencia escolar muestran únicamente la inserción de la población en los centros de enseñanza formal y no el desempeño escolar del individuo. Es decir, no informan si hay repetición, rezago, abandono, deserción, egreso u otros aspectos del trayecto escolar.

En Bolivia, el 26,9 por ciento de las personas de 19 o más años alcanzó el nivel de instrucción superior en el período 2016; es decir, 27 de cada 100 asistió a un centro de formación o profesionalización, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con esas estadísticas, el porcentaje es mayor de 28,1 por ciento, en el caso de los varones, y de 25, 9 por ciento, en el de las mujeres.

Con relación a los años anteriores, el porcentaje de la población con educación superior muestra un incremento mayor, en 2014, fue de 25,8 por ciento, y en 2015, de 25,9 por ciento.

Los porcentajes en los otros niveles de instrucción alcanzados por la población de 19 años o más edad son: 37,8 por ciento cursó hasta el nivel secundario; 27,9 por ciento, primaria; 7,9 por ciento no tiene ningún nivel de instrucción; y 0,36 por ciento, otro nivel. Tomado de Los Tiempos.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (760 Kb)      |       PDF (548 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.86 Bs.
1 UFV:2.29395 Bs.

Publicidad

Publicidad