Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 23º
Máx: 31º
Tormenta Eléctrica Beni
Mín: 23º
Máx: 33º
Lluvia Tarija
Mín: 15º
Máx: 30º
Lluvia Chuquisaca
Mín: 13º
Máx: 24º
Tormenta Eléctrica Cochabamba
Mín: 12º
Máx: 29º
Lluvia La Paz
Mín:
Máx: 20º
Tormenta Eléctrica Potosí
Mín:
Máx: 20º
Lluvia Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 33º

Publicidad

    


Gas natural boliviano pierde importancia para Argentina

Para dar forma a la nueva red de gas natural, que estaba preparada para la importación desde Bolivia, varios ductos deben cambiar el sentido. El ministro Luis Alberto Sánchez anticipó que hará tratos con empresas privadas del vecino país


PRESIDENTE MAURICIO MACRI DESPIDIÓ EN OCTUBRE, DESPUÉS DE 10 AÑOS, BARCO REGASIFICADOR EN BAHÍA BLANCA.

Un informe publicado por La Nación dejó entrever que las importaciones de gas natural de Bolivia tienden a perder protagonismo en la matriz energética del vecino país que sustenta su estrategia en la racionalización de recursos y una mayor producción local de energía no solamente hidrocarburífera, sino eléctrica. El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, anticipó que hará tratos con empresas privadas del vecino país.

El sistema energético argentino, y claro está, el Gobierno, se preparan para un invierno distinto. En los próximos meses empezarán a quedar atrás algunos vestigios de aquel esquema de importación de energía que caracterizó los últimos 15 años. Las decisiones se basan en dos grandes pilares: la racionalización de recursos y el aprovechamiento de una mayor oferta de energía local.

Esta nueva situación ha llevado a que la apuesta al gas boliviano, que se negoció hace más de una década con el gobierno de Evo Morales, ya no tenga la importancia de otros tiempos, al menos, durante los meses más cálidos.

El kirchnerismo llegó a pagar 12 dólares el millón de BTU (unidad de medición británica) a Bolivia y hasta 18 dólares el gas que compraba para los barcos de Escobar y Bahía Blanca mientras los productores locales tenían un precio que apenas superaba 1,50 dólares. En pocos años aquello se empezó a revertir, claro está, con un precio mucho mayor en las tarifas.

La Argentina de estos días tiene una novedad: en varias zonas petroleras se ventea gas (se quema) ya que, en épocas de poca demanda, como el verano, hay excedente. Esa es, quizá, una de las principales herencias que dejó la gestión de Juan José Aranguren en materia energética. El país podrá volver a exportar gas en varios meses del año.

RENEGOCIACIÓN

Por estos días, una de las principales ocupaciones de Lopetegui es renegociar el acuerdo con Bolivia. Habrá novedades pronto. La Argentina pretende comprar en invierno todo lo que requiera y mantenerse a distancia el resto del año en vez de tener un mínimo constante. Pero, justamente, el vecino país se hace fuerte con la disponibilidad de gas en ese tiempo de alta demanda. Habrá un ahorro fiscal importante después de esa firma que aún no está para estamparse.

En materia de energía eléctrica también empiezan a tomarse algunas decisiones que ya se trabajaban en épocas de Javier Iguacel a cargo de la cartera. En la Secretaría de Energía especulan con exportar electricidad a Brasil durante los siete meses que no hace frío. El sur de Brasil es un cliente dispuesto a comprar cada porción que no se utilice en el país.

CENTRALES

Además, hay dos centrales que serán vendidas. Ensenada Barragán y Brigadier López, dos usinas térmicas construidas por Enarsa, serán ofrecidas al mercado. El Gobierno ha decidido que ya no quiere administrar este tipo de proyectos.

Otra de las decisiones que se tomaron en las primeras reuniones entre Lopetegui y el presidente de Integración Energética Argentina (ex-Enarsa), Mario Dell’Acqua, fue que no regresará el barco regasificador de gas que durante 10 años estuvo anclado en el puerto de Bahía Blanca. “Se mantiene el de Escobar pero el de Bahía, que fue despedido por el presidente Mauricio Macri ya no regresa”, dicen en el Gobierno.

Para dar forma a la nueva red de gas natural, que estaba preparada para la importación desde Bolivia, varios ductos deben cambiar el sentido. Es decir, cambiar componentes de los gasoductos como para que el gas que era impulsado desde el norte al sur ahora transporten el fluido en sentido contrario. Algo impensado hasta hace un par de años. (La Nación, Argentina)

MERCADOS

Con el fin de iniciar las actividades de perforación exploratoria este año; se buscará la consolidación de los mercados privados de Argentina y Brasil, participando en sociedades accionarias para la comercialización y distribución de gas natural con las empresas privadas para generar mayores ingresos, dijo un reporte del Ministerio de Hidrocarburos, luego de la ratificación en el cargo del ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez el pasado 23 de enero.

Sánchez anunció que en la gestión tratará de avanzar en la exportación de gas natural a Paraguay y Perú; también se seguirá trabajando en la exportación de grandes volúmenes de urea, GLP, (reconstituido) gasolinas blancas e isopentanos, que permitirán generar nuevas divisas para el país.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (726 Kb)      |       PDF (338 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.82 Bs.
1 UFV:2.29328 Bs.

Publicidad

Publicidad