Publicidad

    



[Juan Carlos Zuleta]

Un pésimo proyecto de Industrialización del litio en Bolivia


 

II

Como he hecho notar en otros artículos, al margen del área minera -un rubro completamente ajeno a su actividad principal- si bien el “Almacenamiento de Baterías” figura en su página web entre sus áreas de negocios, sólo aparece como complemento a “Sistemas Fotovoltaicos”. De acuerdo con su “folder” explicativo, la compañía provee soluciones “llave en mano” para tareas de automatización, robótica y ensamblaje de precisión en la primera área, en tanto que solamente distribuye sistemas fotovoltaicos y desarrolla diferentes soluciones y conceptos para la demanda y proyectos específicos de clientes individuales en la segunda.

Por consiguiente, resulta difícil entender por qué tanto el gerente general de YLB como el Viceministro de Altas Energías Alternativas creen que “la tecnología, el tipo de baterías y la factibilidad del proyecto inclinaron la balanza a favor de la empresa transnacional” y cómo ACI Systems Gmbh producirá material catódico de litio, así como celdas de baterías de litio para la industria de la electromovilidad alemana, particularmente, dado el hecho de que Varta, su supuesto socio estratégico en baterías, no fabrica esta clase de productos.

En una analogía en el rubro de la gastronomía, todo lo anterior sería como pedir a un restaurante que en contados meses fabrique sus propias salchichas clásicas e incluso introduzca nuevos y más sofisticados productos de embutidos al mercado. No dudo que pueda cumplir ese objetivo -porque hoy en día es posible hacer muchas cosas- pero la cuestión es si podrá hacerlo en forma competitiva.

Es más, YLB tendrá que demostrar también la viabilidad económica de la propuesta alemana, luego del anuncio de Contemporary Amperex Technology Limited (CATL), el mayor productor de baterías de China, de que hasta 2022 construirá en Alemania su primera planta europea de baterías para vehículos eléctricos con una capacidad de producción de 14 GWh o la noticia de que el pujante país germano es la mejor opción de Tesla para construir una nueva giga-planta de baterías en los próximos años.

En este plano, algo que debería llamar profundamente nuestra atención es la posibilidad de que, detrás de este pésimo proyecto de industrialización del litio, sólo se pretenda convertir a Bolivia en un proveedor más de carbonato o hidróxido de litio para tales plantas de baterías, tal como, según el articulista, parecería haber indicado nadie menos que el propio gerente general de YLB.

Cabe resaltar asimismo la desorientación de la citada autoridad respecto a las principales tendencias tecnológicas y de mercado en la cadena de valor energética del litio, puesta de manifiesto en su reciente anuncio de que la planta de baterías a construirse en Bolivia tendrá una capacidad inicial de 8 GWh al año produciendo 400 mil baterías para vehículos eléctricos, sin tomar en cuenta que eso implicaría apostar a baterías de una capacidad de 20 kWh para mini-autos eléctricos con una autonomía máxima de 150 Km, que a partir de junio de este año han empezado a ser desplazados del mercado chino y que BAIC, la mayor fabricante de vehículos eléctricos en ese país, acaba de lanzar al mercado los primeros modelos más avanzados de esos vehículos con baterías de mayor capacidad energética, nada menos que en la vecina república de Paraguay.

Adicionalmente, el gobierno de Bolivia tiene que explicar también las razones por las cuales está poniendo todas sus apuestas en una compañía que, según datos consignados en la Gaceta Federal de Alemania, sólo hace seis años contaba con apenas 62 mil Euros como capital. En estas circunstancias, parecería que estamos ante la posibilidad de que Bolivia se preste a un típico juego financiero-bursátil a través del cual el litio del inconmensurable Salar de Uyuni muy bien pudiera servir como mecanismo de apalancamiento de recursos financieros, ya sea en forma de venta de acciones para ACI Systems o deuda para el Estado boliviano. Atrás van quedando los tiempos en que muchas autoridades del gobierno nacional se llenaban la boca de consignas contrarias a la sujeción del país a los designios del mercado internacional; en el momento actual, esos mismos funcionarios se estarían aprestando a incrementar nuestras obligaciones externas bajo el aparente auspicio de diligentes bancos alemanes.

Dados los argumentos expuestos líneas arriba, me pregunto si el autor de la contribución periodística comentada seguirá viendo el acuerdo de YLB con ACI Systems como un hecho positivo para Bolivia.

El autor es Analista de la Economía del Litio y Autor Premium desde 2009 de Seeking Alpha, el sitio bursátil más importante de Estados Unidos. A la fecha, es Líder de Opinión No. 20 en la Categoría “Commodities” (Mercancías) del mencionado sitio web.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (854 Kb)      |       PDF (350 Kb)



Caricatura


Sociales

Fuerza Aérea Argentina celebró su 106 aniversario

Un brindis por el nuevo aniversario.


Publicidad