Publicidad

    


Por fin acero boliviano

Gral. José Antonio Balderrama Gómez Ortega

 

La falta de cultura en materia siderúrgica de nuestro país, ha hecho que pase inadvertida la fabricación de la primera palanquilla fabricada en Bolivia. Mucho se ha especulado con el desarrollo del Mutún, aunque muchas veces se ha advertido que quienes se referían al tema, eran personas cuando menos desinformadas sobre lo que significa la siderurgia para un país, el afán buscaba solamente protagonismo. 

Lo que la siderurgia significa en realidad es el ingreso al estatus de “país industrializado”, es poner la columna vertebral del verdadero desarrollo. Se puede instalar fábricas de papel, de cartón o leche y solo se habrá logrado, si se hace bien las cosas, dar un pasito en el desarrollo de la industria, debido a que las mismas solamente crean pocas fuentes de empleo y un aporte económico casi  insignificante al erario nacional, con lo que no quiero decir que no se debe hacer.

Sin embargo hablar de la siderurgia es hablar de “industria de industrias”, así llamada debido a que el contar con acero propio en un país, da lugar al nacimiento de un sinnúmero de industrias derivadas; efectivamente surgen las industrias desde las más pequeñas, como de clavos, tornillos, tuercas, etc., las medianas como de herramientas de todo tipo, hasta las grandes como de fierro de construcción, maquinaria pesada, calaminas, planchas para la fabricación  automotriz. En fin, donde pongamos la vista encontraremos acero. Cada una de estas plantas genera puestos de trabajo masivo e ingresos significativos, además de la posibilidad de la exportación, dejando atrás el vivir solamente de la exportación de materias primas, que en los hechos es como devorarse las entrañas.

Los intentos por iniciar con esta industria fueron variados, al principio inviables debido a varios factores: la falta de mercado, falta de vías de comunicación, situación geográfica del Mutún y sobre todo falta de voluntad política, ahora sin embargo con el ingreso de la China al mercado mundial y el descubrimiento de nuevos yacimientos ferríferos en Bolivia, se abrieron las posibilidades aproximadamente desde comienzo de la década del 2000, pero lamentablemente el intento con la Jindal fue un sonado fracaso y actualmente las negociaciones con empresas chinas están retrasadas.

Pero no todas son malas noticias y lamentos, unos inversores coreanos, bajo la razón social de Fundiacero S.A., decidieron mostrar que con solo la voluntad se puede lograr resultados excelentes. Efectivamente en Santa Cruz, desde hace ya unos tres años, se comenzó con la implementación de una mini acería semi integrada, es decir que tenga tres de los cinco componentes de una industria siderúrgica: minería, concentración, aceración, colada continua y laminación. En esta empresa fue contratado un experto de nuestro grupo Alpha, el Ing. Santiago Bustillos, con cuyos amplios conocimientos, el esfuerzo de mucha gente y el asesoramiento de los jefes de hornos y colada continua de Aceros Arequipa se ha logrado por fin la fabricación de palanquillas, habiéndose obtenido la primera palanquilla el 27 de abril del presente año.

LA EMPRESA

La Empresa  instalada en el parque industrial del departamento de Santa Cruz, inició su planificación hace tres años, con el objetivo de fabricar productos siderúrgicos no elaborados  todavía en Bolivia,  con un horno eléctrico de inducción, el mayor del país, con dos crisoles de 3.000 kg de capacidad nominal de carga metálica c/u, con el fin de fabricar las aleaciones de alta resistencia para la obtención de laminados largos y livianos a fabricarse a partir de palanquillas, coladas en su propia instalación de Colada Continua de una línea, igualmente la primera máquina adquirida en Bolivia. Con dichas palanquillas se obtiene productos largos y livianos en una laminadora propia compuesta de un horno de precalentamiento de dichas palanquillas que ingresarán a la línea de laminación en caliente.

Los dueños son súbditos coreanos, la familia An, dirigidos por dos ingenieros mecánicos (padre e hijo) y secundados por la esposa y dos hijas, una familia que apuesta por Bolivia y arriesga invertir un capital apreciable para obtener logros en el campo siderúrgico, que Bolivia hace más de 40 años no alcanza a obtener, si bien tiene la mejores reservas y uno de los yacimientos de minerales de hierro de buena calidad más grande del mundo y más de una veintena de estudios de factibilidad en pos de una siderurgia integrada.

Se está en proceso de concluir una instalación que se inició hace tres años, siendo una empresa electro-intensiva que consta de tres secciones: Fundición, Colada Continua y Laminación, se prevé el funcionamiento de la laminadora, estimativamente, hasta fin de año.

El estandarizar la producción en calidad y cantidad, lleva tiempo, más aun teniendo las limitaciones presentadas en cuanto a materias primas, insumos, y otros recursos.

La Empresa ya es pionera, lo mismo que todo el personal que la compone,  en obtener las primeras palanquillas en Bolivia, anhelo de más de 40 años en el Proyecto Mutún, ahora el objetivo es ir tras otros productos siderúrgicos base, nuevos en Bolivia no obtenidos todavía.

En cuanto a producción, es ir alcanzando un factor de incremento y en este año concentrarse sólo en barras de acero corrugado, el más utilizado en el mercado de la construcción civil. El segundo año se irá incrementando el segundo ítem.

El personal de Planta es nacional, desde los técnicos, operadores y obreros, dirigidos por el Ing. Jhonny An Kwon como Gerente General, secundada por la Sra. Lila An y como parte del “equipo” de planta están el ingeniero  siderúrgico Ing. Santiago Bustillos Montoya (componente del Grupo técnico siderúrgico “ALPHA”), el ingeniero mecánico Ing. Marcelo D. Roncal, el experto Willy Ojeda Sánchez como jefe de mantenimiento mecánico, Jefe de mantenimiento eléctrico el experto Nicolás Romero Vaca y operador del horno eléctrico de inducción Jorge Daniel Laime, entre otros destacables.

El proceso está en marcha, falta la Minería, la Concentración y Reducción del mineral para obtener líquido metálico de primera fusión, para conseguir una materia prima base que remplace a la chatarra con la que actualmente se obtiene acero de segunda fusión. Con el empuje y dedicación de nuestros técnicos, estamos seguros que se conseguirá la meta deseada y muy pronto contaremos con un acero de calidad, totalmente boliviano. La palanquilla, para quienes no conocen, es una viga de acero, que hoy ha sido la primera fabricada en Bolivia; podemos decir sin lugar a dudas que es el nacimiento de la siderurgia boliviana, la fecha: 27 de abril de 2018.

Esta fecha, aunque inadvertida por las autoridades y el pueblo boliviano, marca la materialización del anhelo de muchos bolivianos que como el Ing. Bustillos siempre creímos que algún día sería posible. Sabemos que todo comienzo es difícil, lo importante es comenzar. Bolivia debería estar orgullosa de este importantísimo logro, se ha dado un paso trascendental en la industrialización del país.

¡Felicitaciones a los inversionistas, a todo el personal de la empresa, la Patria les debe una!

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (797 Kb)      |       PDF (370 Kb)



Caricatura


Sociales

Amigos de la Ciudad celebra sus 102 años de fundación

Hernán Jiménez, Mario Larrea, Javier Gómez y Víctor García.


Publicidad