Publicidad

    



[Severo Cruz]

Juventud, divino tesoro


 

La juventud ha sido protagonista de cambios en diferentes circunstancias de la historia. Ha contribuido con su heroísmo a lograr importantes avances a favor del bien común. Asimismo fue la fuerza que precipitó el desmoronamiento de anacrónicas estructuras políticas. Asumió tales hechos en la búsqueda de justicia, paz y libertad. Éstos fueron los objetivos que le permitieron movilizarse.

En consecuencia: jóvenes han sido los que nos legaron esta Patria digna de mejor suerte. También quienes protagonizaron la revolución nacional, de 1952 del siglo pasado, que trajo consigo transformaciones profundas. Asimismo los hombres y mujeres que, sin escatimar esfuerzo alguno, lucharon denodadamente por la restitución de la democracia, cuyo punto culminante se registró en 1982.

Juventud que revitaliza las energías creadoras y productivas. Defensora, indudablemente, de la integridad territorial, en tiempos de guerra. Guardián de los recursos naturales, renovables y no renovables, en tiempos de paz. Y demócrata, por excelencia.

La juventud no representa el futuro sino el presente. Es el cambio, la renovación o sea la pujanza generadora de tiempos mejores. Fenómeno social que se ha reeditado en todos los tiempos y pueblos.

La juventud es amor, pasión y esperanza, que reaviva los ánimos adormitados. Y se multiplica en el agro, la mina y la urbe, como una señal de un porvenir promisorio, ante la adversidad que siempre ha ensombrecido el horizonte patrio.

“Cuando se pierde el sentido de los valores y se vive en tinieblas. Cuando los espíritus fuertes vacilan sólo queda una esperanza: la juventud. Su énfasis, tantas veces criticado, es una expresión emotiva de su fuerza vital, de donde nace una reacción contra la injusticia. Ustedes no encogen el ánimo ni apocan la voluntad, ni se extravían en vericuetos ideológicos estrechos y obscuros. Extienden la vista a todos los horizontes, ensanchan el corazón y templan el carácter en la adversidad; están por encima de cálculos utilitarios y reconocen como virtud cardinal a la justicia”, dijo, en un mensaje a los jóvenes iberoamericanos, en el siglo pasado, el pensador argentino Alfredo L. Palacios.

La juventud se ha constituido ahora en el baluarte de la democracia e insobornable defensor de la más sagrada libertad. En este marco no permitirá el resurgimiento de intentos regresivos que mellarían la dignidad de las personas.

Democracia y libertad son dos elementos políticos que le permiten pensar y actuar sin restricción alguna. Juventud que ha despertado al cobijo de la democracia y la libertad sabe poco de la dictadura que impuso limitaciones a la actividad intelectual, cultural, periodística y político partidaria. Ignora que es el régimen que a su paso provocó asesinatos, persecuciones, destierros, etc.

Una juventud que no se amilana ante la amenaza e intimidación de los poderosos de turno. Sabe que éstos rendirán cuentas, tarde o temprano, ante la historia y los hombres.

En suma: digamos, parodiando a Rubén Darío, “juventud, divino tesoro…”.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (775 Kb)      |       PDF (380 Kb)



Caricatura


Sociales

Larga Noche de Museos en CAF

Carolina Gutiérrez, Gladis Genua, represen-tante de la CAF y Javier Game.


Publicidad