Publicidad

    

Biología

Técnicas auxiliares para el cuidado de la salud de los animales


 

La tenencia de animales, implica una serie de responsabilidades relativas a su cuidado y atención que debemos conocer. En los animales, el bienestar fisiológico no solo se remite a la presencia o ausencia de enfermedades infecciosas, sino que comprende también a las enfermedades no infecciosas (estrés, malnutrición, entre otros). Por lo tanto, cualquier desviación en el aspecto y el comportamiento del animal (apatía, pelo hirsuto, cabeza gacha, ojos hundidos, lomo arqueado, movimientos lentos y torpes, separación del grupo) nos indicará que su salud está quebrantada.

ENFERMEDAD

Las enfermedades pueden ser:

- Infecciosas, son causadas por agentes patógenos específi cos: virus, bacterias y hongos. Algunas de estas, son a su vez contagiosas, es decir, pueden ser trasmitidas a otros animales, de manera directa o indirectamente. Ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias, pueden ser trasmisibles. Entre las zoonosis propiamente dichas, que son las que se transmiten de los animales vertebrados al hombre está: la brucelosis, leptospirosis, hidatidosis y triquinosis.

- No infecciosas, se refieren a las causadas por ciertas anomalías genéticas (hermafroditismo, síndrome de stress porcino), deficiencias alimentarias (hipocalcemia, hipofosfatemia, hipocuprosis), enfermedades metabólicas (toxemia de la preñez) o tóxicas y por ingestión de determinados agentes tóxicos inorgánicos u orgánicos (el envenenamiento por plomo, ácido cianhídrico, entre otros).

CUIDADO EN LOS ANIMALES DE CRIA

- Problemas reproductivos y respiratorios, constituyen una gran preocupación en numerosas unidades de producción de ganado y aves de corral en las que se encuentran involucrados una variedad de agentes infecciosos, deficiencias alimentarias y otros factores.

- Desordenes metabólicos, el metabolismo es el proceso que usa el organismo para obtener o producir energía por medio de los alimentos que ingiere. El bloqueo de una vía metabólica puede causar la deficiencia nutricional del organismo, aun cuando la ración de nutrientes sea adecuada.

- Deficiencias alimenticias, la alimentación de los animales debe ser equilibrada, para satisfacer las necesidades energéticas y proporcionar los nutrientes adecuados.

Cuando el suministro de alimentos es escaso, como sucede en épocas de sequía o cuando el manejo del animal es inadecuado, las deficiencias de energía o proteínas pueden causar desmejoramiento del estado general, baja productividad y susceptibilidad a enfermedades infecciosas.

Las enfermedades infecciosas que se asocian con la disminución en la reproducción en vacunos, lanares, caprinos y cerdos son: la brucelosis y la leptospirosis. Estas enfermedades pueden ser prevenidas mediante las vacunas, sin embargo, en nuestro país no están disponibles.

INFECCIONES EN LOS ANIMALES

Los parásitos pluricelulares, el ganado vacuno, equino, ovino, caprino y las aves de corral, están expuestos a infestaciones por parásitos tanto internos como externos.

Los principales parásitos gastrointestinales que afectan a los animales domésticos son los gusanos redondos y los chatos. Estos penetran en la mucosa intestinal, causando infl amación y dañando la superfi cie de absorción. Posteriormente, emergen a la luz intestinal y producen huevos, completando su ciclo de vida.

Las tenias, son comunes en los vacunos, los lanares y en las aves de corral, tienen ciclos vitales indirectos, ya que parte del mismo se realiza en uno o más huéspedes

“secundarios” específi cos (insectos, y artrópodos).

Los piojos pueden perjudicar al huésped mordiendo o succionando sangre (Fig. 4). Algunos ácaros, como los de la sarna (Psoroptes, Sarcoptes), causan verdaderos estragos. Por ejemplo, la sarna ovina es una enfermedad que lesiona la piel del animal y deteriora la calidad de la lana, difícil de erradicar.

Las moscas son insectos succionadores de sangre; algunas colocan sus huevos sobre las heridas produciendo miasis, de distinta gravedad, que pueden repercutir en el rendimiento del o de los animales.

Aunque algunos productos químicos son utilizados como medios preventivos, los métodos de control más efectivos incluyen un estricto tratamiento de los desechos, una periódica y rigurosa limpieza de las instalaciones, buen cuidado en la alimentación, tratamientos rápidos para heridas y la rotación de animales en distintos lotes. Cada uno de estos pasos, contribuye a la interrupción del ciclo vital del parásito o al aumento de resistencia del animal a la infestación.

- Los virus, son específi cos del huésped o pueden ser específi cos del tejido. Por ejemplo, la peste porcina, ocurre en forma natural solamente en cerdos. El virus de la fiebre aftosa, afecta a las especies de pezuña hendida (vacunos, ovinos y caprinos y cerdos). El virus de la encefalitis equina,

patógeno tanto para humanos como para caballos y capaz de infectar aves, afecta principalmente el tejido del sistema nervioso central del huésped.

Muchas enfermedades respiratorias como la parainfl uenza en rumiantes, la encefalitis equina y la bronquitis infecciosa en aves son causadas por virus.

Algunas enfermedades virósicas son transmitidas de huésped a huésped, por portadores específicos (la encefalitis equina por los mosquitos), mientras que otras como la fi ebre aftosa y la peste porcina, pueden contagiarse por contacto directo entre animales o por contacto indirecto (alimentos, agua, botas, vehículos). Por lo tanto, las medidas de control incluyen: aislamiento, eliminación de portadores y programas de vacunación.

- Las bacterias, causan enfermedades zoonóticas como: tuberculosis, brucelosis y salmonelosis. Estas infectan al huésped por medio de la producción de toxinas. Los estafilococos y estreptococos liberan exotoxinas, la salmonela produce endotoxinas que son componentes celulares liberados para causar daño al huésped solo cuando la bacteria se encuentre dentro del huésped. Las infecciones bacterianas se controlan con el uso de antibióticos u otros quimioterápicos y se previenen con vacunas específicas.

- Protozoos, son animales unicelulares, de tamaño microscópico, pero más grandes que las bacterias. Las enfermedades protozoarias más comunes de los animales domésticos son las coccidiosis, causadas por parásitos protozoarios llamados coccidios, los cuales al invadir las células epiteliales del aparato digestivo, causan trastornos en la digestión como la diarrea que en algunos casos llega hasta la muerte.

- Hongos, los más conocidos son las especies de Tricophyton, que producen tiña. La aspergilosis

en aves es causada por otro hongo filamentoso llamado Aspergillum el cual produce la neumonía del incubador en especial en aves de corta edad.

Las enfermedades fúngicas o micóticas son difíciles de tratar y la mejor forma de controlarlas es impidiendo la exposición de los animales susceptibles. La alimentación con forrajes y el uso de camas de paja con moho deben ser evitados.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (421 Kb)


Publicidad

Sociales

Embajador de Corea retorna a su país

El embajador de la República de Corea, Jong-cheol Lee, y su esposa, Chang-soon Lee.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.28 Bs.
1 UFV:2.25791 Bs.

Impunidad
Publicidad