Publicidad

    

Un lugar en silencio

La supervivencia depende del silencio


 

John Krasinski dirige este filme de terror paranormal basado en un guion escrito por él mismo junto a Scott Beck y Bryan Woods.

El reparto principal del filme está encabezado por el propio Krasinski y Emily Blunt. El cineasta Michael Bay es uno de los productores de la película.

ARGUMENTO

En el thriller de terror Un lugar tranquilo, una familia de cuatro miembros debe vivir su vida en silencio después de que unas misteriosas criaturas que cazan guiándose por el sonido amenacen su supervivencia. Si te oyen, te dan caza.

SOBRE EL FILME

Cuando John Krasinski leyó por primera vez un borrador inicial del guion de Un lugar tranquilo de la pareja de guionistas Bryan Woods y Scott Beck, la terrorífica premisa resultó particularmente impactante. La esposa de Krasinski, Emily Blunt, acababa de dar a luz a su segunda hija, y el cineasta estaba pasando sus noches atenazado por el susurrante silencio y la ansiedad derivados de la nueva paternidad. En ese ambiente, se sintió absolutamente conmovido por la idea de la estremecedora búsqueda de la seguridad de la familia, jugándoselo todo, así como de su íntima necesidad de conexión, en un mundo en el que un simple llanto, o una pisada más fuerte que otra, podrían causar la extinción instantánea. Aparentemente, la historia abarcaba los más despiadados temores de la paternidad... elevados a la enésima potencia.

En aquella época, Krasinski era conocido tanto por su faceta de actor dramático (que había tenido recientes interpretaciones en Detroit y 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi), como por su carrera de escritor, mientras que su carrera de director empezaba a despuntar (con un debut con el largometraje Brief Interviews With Hideous Men, seguida por Los Hollar). Sin embargo, con Un lugar tranquilo, Krasinski sintió el irrefrenable impulso de asumir los tres papeles, con lo que se convertía en su primer largometraje importante en el que desempeñaba un abanico tan amplio de funciones. A medida que avanzaba en la tarea de reescritura de la esencia de la historia de Woods y Beck, percibió la oportunidad de aprovechar de una forma bastante eficaz toda la potencia del género de terror. Por descontado, uno de los objetivos era crear temor y tensión fotograma a fotograma, en la mejor tradición de las películas de suspenso que te dejan sin aliento.

Pero un objetivo aún más importante consistía en plantear una batalla entre el sonido y el silencio y entre el temor y el amor, una batalla que generase una experiencia tensa, emocional y participativa para el público.

EMPIEZA LA PRODUCCIÓN

Krasinski se sintió atraído por la producción porque la película estaba cargada de posibilidades creativas para intérpretes, diseñadores y creadores de efectos. “Estaba emocionado ante la oportunidad de explorar la manera de narrar esta historia de la forma más interesante posible, usando el contraste entre el silencio y el sonido”, explica.

El terror es un género nuevo para Krasinski como escritor y director, pero lo ha abordado desde el principio a su manera, guiado por sus propias emociones.

Como todas las películas de terror, Un lugar tranquilo comienza con un escenario provocador, salido de nuestras peores pesadillas. Pero desde ese punto de partida, Krasinski se embarca en una travesía completamente diferente: conectar el amor y el temor, y conseguir que el público se interese activamente por ambos. La idea era acrecentar el sentimiento de terror en proporción directa con la creciente conexión emocional entre el espectador y los Abbott.

Una gran parte de la técnica empleada para poner al público en el lugar de los Abbott (familia protagonista) ha consistido en la innovadora forma de utilizar indicios auditivos. Cuando Krasinski se puso manos a la obra para reescribir el guion, empezó a elaborar intrincadas listas de ruidos cotidianos, clasificándolos como “ruidos seguros” o “ruidos inseguros”. Fue emocionante y revelador desarrollar un mundo tan contrapuesto a nuestro propio mundo molestamente ruidoso, un mundo en el que el ruido está entre las cosas peligrosas, aunque a la vez es un elemento destacado de la experiencia humana.

Con el fin de contrarrestar la omnipresente amenaza que parece estar escuchando las 24 horas del día, 7 días a la semana, los Abbott idean complejos mecanismos para mantener el ruido bajo control, como por ejemplo, hacer caminos de arena que atenúen el ruido de las pisadas, pintar las lamas del suelo para evitar los crujidos y crear un sistema especial de iluminación para comunicarse.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (560 Kb)


Publicidad

Sociales

Hipismo en Los Sargentos

Matisse Lebl, Marion Wojtaszak, Mariana Imaña y Lara Schilling.

Agasajo en el Centro Aiwiña

Carmen Zambrana y Alex Rospigliosi.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.41 Bs.
1 UFV:2.25311 Bs.

Impunidad
Publicidad