Publicidad

    



[Edgar Linares Mariscal]

Fracasos en Copas Libertadores y América conllevan quiebras en clubes


 

C omo todos los años, los clubes clasificados a las Copas Libertadores y América inician a comienzos de la nueva gestión deportiva, la búsqueda de refuerzos y cambios en las direcciones técnicas de sus equipos, y los otros en búsqueda de premios en los dos campeonatos de la gestión presente.

Hemos manifestado que el fútbol actualmente está inflacionado con relación a la pobreza de espectáculos que brindan los jugadores en los campeonatos domésticos, sin justificar los jugosos salarios que perciben, como también los entrenadores, en una gran mayoría extranjeros.

Sin embargo tanto el futbolista como el director técnico, tienen que ser conscientes que su contrato tiene un objetivo y es el de conseguir logros internacionales para su club, respondiendo al sacrificio que representa para los dirigentes el pagar mensualmente sus salarios, pese a la ausencia de espectadores a nuestros estadios por los magros resultados obtenidos en ese ámbito, y las ilusiones de recuperar las inversiones efectuadas, se van cayendo a pedazos cuando los equipos quedan fuera en estos torneos en los primeros partidos, como sucedió con Oriente Petrolero, Wilstermann y San José.

Ahora nos queda la participación de The Strongest y Bolívar con compromisos bastantes complicados, si recordamos la desclasificación de Wilstermann y San José, causando hilaridad cuando algunos dirigentes consideran a ciertos equipos extranjeros como asequibles para una posible clasificación, sin pensar que los clubes sudamericanos se solazan cuando en su serie se encuentra un equipo boliviano, ya que somos hueso fácil de roer tanto como dueños de casa como de visitantes.

Nuestros equipos tienen que darse cuenta que si no se hace buena campaña en los certámenes internacionales, las arcas de sus clubes no podrán soportar la carga salarial que tienen que cumplir con ellos y que si bien existe un contrato de trabajo, es también cierto que si no se hizo el suficiente esfuerzo para sostener ese convenio, surgirán los problemas mensualmente, con salarios impagos como rescisiones contractuales sin el pago de beneficios sociales correspondientes y finalmente llegar a la quiebra, momento en que actuará FABOL para poner contra la pared a los dirigentes, como es su obligación, pero tenemos que también ser equitativos al establecer que los sueldos que se pagan son para obtener resultados en campeonatos internacionales y no para torneos domésticos y creo que si nuestra miope visión es celebrar títulos internos, deberíamos tener planillas mensuales de salarios un poquito más elevadas que de los equipos potosinos, basta y sobra.

No quiero ser pesimista, pero muy pocos equipos (llamados clubes) llegarán con los sueldos al día con sus jugadores al terminar el primer campeonato y el segundo de todos contra todos, se va a convertir de todos los jugadores contra todos los dirigentes. Ojalá me equivoque.

Dr. Edgar Linares Mariscal,

fundador y ex asesor legal de Fabol

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (727 Kb)      |       PDF (332 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.44 Bs.
1 UFV:2.24916 Bs.

Publicidad

Publicidad