Publicidad

    



[Severo Cruz]

Bolivia nunca se ha rendido


 

Bolivia nunca puso en duda su fortaleza en la búsqueda de un futuro mejor, ni en los momentos más adversos de su existencia. Hizo hasta lo imposible para eliminar los escollos que obstruían el camino que conducía a un mundo mejor. Tal actitud fue ratificada, desde 1825 a la fecha, en reiteradas ocasiones.

Jamás ha vacilado en asumir medidas que signifiquen cambio por el bien común. Lo hizo en tiempos de austeridad y de bonanza. Pero bajo la atenta mirada y atinada conducción de gobernantes patriotas, unos militares y otros civiles. Los primeros, posiblemente pocos, hicieron buena letra por el país. Lo mismo que los segundos. Y ambos siempre estuvieron en la cresta del debate, pues “nadie es monedita de oro para caer bien a todos”.

Estas facetas de la historia nacional se mantienen ostensibles en la memoria, particularmente, de más de diez millones de bolivianos.

Ha visto desfilar a idos, a dipsómanos e ignaros, por el Palacio Quemado, quienes en vez de contribuir a su mejoría, la empujaron al precipicio. Han presumido de “salvadores”, de “mesías” y “predestinados”, para tomar las riendas del Poder. Pero Bolivia supo reponerse, con firmeza y serenidad, de tales inconvenientes que la agobiaron.

Los hombres pasan, el país queda. Logros y frustraciones caracterizaron a los hombres. Y el engrandecimiento por el bienestar social fue la mira del país. Pues nuestra Bolivia, heroica hoy como ayer, siempre se ha movilizado con pasos gigantescos, pese a los conflictos internos. Pese a las pugnas de izquierdas y derechas. Pese a todo, avanza. Y ello es obra del conjunto nacional.

Bolivia, pequeña y convulsa, quizá es insignificante para las potencias de la región y del mundo, pero lo que les atrae de ella son los recursos naturales, renovables y no renovables, cuyos bolsones están estratégicamente ubicados en diferentes puntos de su territorio, desmembrado por acciones expansionistas. Ahora los intereses asiáticos, que han logrado imponer sus designios en el destino nacional, succionan la riqueza de este jirón patrio, en desmedro de quienes han nacido en esta tierra. Un dato estadístico señala, a propósito, que 28 mil súbditos chinos están, desde el 2015 hasta el momento en Bolivia, unos como turistas y otros promoviendo diversas actividades (1). He ahí la invasión asiática.

Bolivia surgió a la vida republicana como un país eminentemente minero. Prueba de ello es la actividad extractiva encarada en “el cerro de Potosí que, desde el año 1556 hasta 1651, o sea en 95 años, rindió a la corona de España, por sólo derechos de quinto, la suma de 3.240.000.000” (2).

Posiblemente ahora es conocido como un país gasífero. Protagonista inclusive de la “guerra del gas”, en el pasado reciente. Situación que ha generado la bonanza económica.

En suma: Bolivia nunca se ha rendido ni ante la más dura realidad provocada por fuerzas enemigas de orden interno y externo. Siempre supo levantarse después de cada caída.

(1) “28.800 mil chinos en Bolivia”. EL DIARIO, La Paz – Bolivia, 15 de diciembre de 2017.

(2) “Anuario Geográfico y Estadístico de la República de Bolivia”. Imprenta “Artística”, La Paz – Bolivia, 1919. Pág. 486.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (766 Kb)      |       PDF (390 Kb)



Caricatura


Sociales

Arte femenino

Luna Monllor, Isabel Vacaflor e Ingrid Virreyra.


Publicidad