Publicidad

    


Luces y sombras del septuagenario Israel

Augusto Vera Riveros

 

Surgido de las cenizas del genocidio nazi que asesinara brutalmente a seis millones de judíos, y a setenta años de indefiniciones, el Estado de Israel aún no es capaz de resolver contradicciones profundas, inherentes a su más íntima esencia existencial. La diáspora, castigo impuesto por Yahvé a su pueblo elegido que cayó en el grave pecado de la apostasía, luego de miles de años, aún cobra factura y de costo elevado a la nación raíz del cristianismo.

Y es que efectivamente desde que el fundador del país, el prominente David Ben-Gurión, previa institución del no menos decisivo Histadrut, en la futura conformación del nuevo Estado, inaugura el gentilicio israelí, quedan sus padres israelitas, únicamente para la historia bíblica. La casi inmediata convergencia de miles y miles de judíos dispersados por todo el planeta y aún con las cicatrices purulentas no solo del exilio Babilónico, sino agravadas ferozmente por el holocausto propiciado por la vergüenza del género humano, el pequeño país, emprendió una vertiginosa carrera hacia el desarrollo ubicándose contra toda presunción y en tiempo record, en el primer mundo.

Claro que la velocidad con que alcanzó sitiales tan expectables en el contexto de las naciones debe en buena parte a sus aliados, poderosas economías que desde su nacimiento y hasta el presente, lo tienen como su mimado en el medio oriente. Esa inusual rapidez con que emergió una raza de suyo conflictiva, desde el mismo Jacob, hombre que peleó cuerpo a cuerpo con un Ángel de Dios; su penoso éxodo por el desierto hacia la tierra de Promisión, es resultado de años, los primeros, de arduo trabajo, porque muchos de los migrantes eran judíos verdaderamente pobres; hábiles artesanos que se adaptaron fácilmente a las importantes industrias que se instalaba con capitales de también importantes sectores de judíos que lograron fortunas en occidente.

Actualmente Israel es un país próspero, con una economía sólida, un nivel cultural producto de una rigurosa formación intelectual y tecnológica que determina que sus profesionales estén altamente capacitados especialmente en campos de la medicina, física y química. Esa, es la parte sobresaliente de un pueblo pujante y que no puede desentenderse del otro Israel, de aquel del conflicto interno, del que polemiza por naturaleza. Es que allá existen más opiniones que habitantes, porque el país es eminentemente político; por tanto la discusión es acre no solo con las minorías árabes, sino entre la misma raza, inconforme desde sus antepasados hebreos, que hizo que desde hace setenta años y cada vez más, internacionalmente se instale un debate sobre la legitimidad de su existencia sobre todo por las políticas que los años de su existencia han derivado en una vocación de expansionismo con la ocupación de tierras no cedidas en sus inicios por la ONU, como la franja de Gaza o Cisjordania.

Un baño de humildad es inaplazable necesidad de un pueblo milenario que habita su propio territorio en un Estado aún novísimo. Un desarme espiritual se impone como antecedente inmediato de un desarme militar como su ciego objetivo. Vivir en paz con sus vecinos enemigos de siempre por raza y por credo y comprender que la geopolítica requiere de concesiones que le permitan hallar el derrotero que su fundador soñó hace más de siete décadas, debe ser perentoria meta; la misma que la Primera Ministra Golda Meir, el día de su asunción al cargo, proclamara: “Estamos dispuestos a hablar de paz con nuestros vecinos en cualquier momento y sobre todos los aspectos”. ¡Shalom!

El autor es jurista y escritor.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (827 Kb)      |       PDF (403 Kb)



Caricatura


Sociales

Aptapi al estilo gourmet

Los anfitriones Marko Bonifaz y Andrés Gozálvez.


Publicidad