Publicidad

    


Planifican adquirir vehículo veterinario


 

La extensión territorial de la ciudad de El Alto que llega a 363 km2, donde existe un constante crecimiento poblacional en los 14 distritos municipales y mucho más en las zonas periurbanas, hace que una unidad como Zoonosis, deba contar con un vehículo veterinario, para permitir el control de los perros y gatos domésticos o callejeros, para evitar el brote de rabia.

El director de la unidad Rolando Yujra, comprometido con dicha labor, observa con entusiasmo que esta unidad ahora es cuanto más atención recibe de la población, quienes asumen con mayor responsabilidad su tenencia de mascotas, con el propósito de evitar ser afectados con esta enfermedad como en otras regiones del país.

ADECUADO PRESUPUESTO

Un segundo reto que permitirá a Zoonosis ubicarse como una de las unidades de mayor impacto social, es el poder recibir el presupuesto correspondiente, este próximo año, para lograr el vehículo veterinario, además de aumentar el personal correspondiente para que realice los controles en las zonas periurbanas.

"Desarrollar la campaña de vacunación antirrábica masiva, además de continuar con las políticas de información y sociabilización referidas a la importancia que debe tener la población en la tenencia responsable de sus mascotas, además de prevenir la problemática que genera cuando los propietarios de canes, abandonan su responsabilidad, dejándolos a sus mascotas a quedarse gran parte en la calle", son las tareas inmediatas que deben cumplir permanentemente para mantener a la población protegida de la rabia.

Una de las problemáticas asumidas por Zoonosis, era la falta de contar con el personal correspondiente para poder realizar la vigilancia y procedimientos de control en zonas, donde se denunciaba la mordedura de perros a propietarios o vecinos de alguna zona. De la misma manera la posibilidad de poder tener un presupuesto correspondiente que permita asumir todas las atenciones, aspecto que pudo ser viabilizado desde la presente gestión.

CONTROL EN FERIAS

Si bien la feria de la 16 de Julio, se considera como uno de los espacios comerciales más grandes a nivel departamental, donde la población encuentra de todo, incluido mascotas, no es la única donde este tipo de actividad comercial ofrece la venta de estos animales, razón por la cual zoonosis ha destinado eventualmente controles permanente, con la finalidad evitar la venta de animales, sin la previa vacunación y valoración de veterinarios.

Si bien este procedimiento se institucionaliza, una de las constantes tareas de control, es evitar que el comercio no registrado en las diferentes asociaciones de la feria de la 16 de Julio, como son los ambulantes, deban ser quienes se adecúen a los controles y regularizaciones, de lo contrario enfrentan el decomiso de perros y gatos no vacunados.

VACUNAS COMPLETAS

"Son unos 200 animales que se han decomisado en la presente gestión, como resultado de la aplicación de las políticas de control, para que los animales vendidos, deban tener un veterinario a cargo, para garantizar que ese animal de compañía que salga de la feria, tenga todas las vacunas necesarias y evitar la muerte de los animales por enfermedades internas o peor aún la presencia de rabia en estas mascotas que son adquiridas sobre todo por la familia", advirtió.

Los animales que fueron vacunados a tiempo por sus comercializadores, lograron ser devueltos a este sector.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (782 Kb)      |       PDF (410 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.07 Bs.
1 UFV:2.23374 Bs.

Publicidad

Publicidad