Publicidad

    

Spinner, concentra o distrae


 

El spinner es el juguete de moda que ha causado furor entre los escolares y más de una llamada de atención del profesor a sus alumnos por el desorden que causan, porque en lugar de producir concentración distraen.

Sin embargo, otros le atribuyen beneficios terapéuticos para el tratamiento de niños autistas y con déficit de atención.

Este juguete fue pensado para ser utilizado en la palma de la mano y consta de tres aros unidos entre sí. En el centro hay otro círculo que hace las veces de eje giratorio. En principio esa fue precisamente la gracia, el hacerlo girar y girar, porque los niños lo consideran divertido.

El juguete fue concebido hace más de 20 años, por Catherine Hettinger, quien lo creó con el objetivo de poder jugar con su hija, pues al padecer miastenia gravis, una enfermedad autoinmune, no le permitía realizar mucho movimiento. Pero en la actualidad, se ha convertido un juguete popular y más que eso en el eje de una controversia que involucra a estudiantes, maestros y terapeutas.

La razón es que muchos de estos objetos se comercializan como herramientas de ayuda para pacientes con autismo, déficit de atención e hiperactividad, estrés y ansiedad, a los que les atribuyen beneficios como los de lograr: concentración, relajación y aprendizaje.

TERAPEUTAS

Consultamos a las psicólogas Marcela Montaño y Paola Miranda, de Senda, si el juguete es beneficioso para los niños en edad escolar o, por el contrario, es motivo de distracción, y de qué manera es utilizado por los terapeutas en el tratamiento del autismo o déficit de atención e hiperactividad.

“Este juego ha sido creado, en particular, para trabajar con niños autistas o con déficit de atención e hiperactividad, para poder centrar su atención y ayudar en el aprendizaje. Sin embargo, también se ha extendido a los demás niños como algo novedoso y divertido”, explica Paola Miranda.

La psicóloga asegura que este juego contribuye a mejorar los niveles de concentración no sólo en los niños con autismo o déficit de atención e hiperactividad, sino también en otros infantes, simplemente para bajar los niveles de estrés que puedan tener en su vida cotidiana. “Los niños con déficit de atención e hiperactividad utilizan el spinner debajo de sus pupitres y con ello se evita que molesten a sus compañeros con otro objeto. Esta actividad debe estar supervisada por el maestro, quien desde un inicio fija las normas de conducta que se aplicarán en su clase”, afirma Miranda.

Marcela Montaño agrega que es muy importante la supervisión del maestro para evitar que los otros niños jueguen en horario de clase. Lo ideal es el juego durante el recreo, para que los alumnos puedan hacer una sana competencia del manejo que hay de este objeto.

“El juguete ha sido creado para niños en edad escolar y no precisamente para niños menores de 6 años, porque tiene aros pequeños que al estar en constante uso pueden desprenderse del objeto y corren el riesgo de ser ingeridos y provocar asfixia”, advierte Montaño.

Ambas especialistas aseguran que si bien el juguete fue inventado con otra finalidad, el uso terapéutico que se da en el caso de los niños con autismo leve y con déficit de atención e hiperactividad es de tranquilizarlos, pues mientras sostienen en la mano les sirve para relajarlos y mantener cierto de nivel de concentración.

ESTRÉS

El spinner tiene también efectos terapéuticos para combatir el estrés en los niños, por ejemplo, cuando se les acumula la tarea y no tienen ayuda de los padres.

“En el caso de los más pequeños las actividades al aire libre y la práctica de algún deporte que sea de su agrado es una alternativa para liberar el estrés acumulado. El spinner en el caso de los escolares es una forma de diversión y de alguna manera les sirve para relajarse”, reflexiona Miranda.

La recomendación es que los padres siempre deben supervisar los juegos y la tecnología que manejan sus hijos para darle un uso adecuado y evitar exceso.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (477 Kb)


Publicidad

Sociales

DESPEDIDA DEL ALTO COMISIONADO DE DD.HH.

Mauricio Ramírez, representante de la ONU, y Denis Racicot, representante de la OACNUDH.

"BACH EN CONCIERTO"

La Sinfonik en plena actuación.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.97 Bs.
1 UFV:2.22664 Bs.

Impunidad
Publicidad