Publicidad

    


Unidades policiales

Campaña de solidaridad para familia desnutrida

• La madre de 24 años tiene seis hijos; todos viven en condiciones lamentables y es posible que estén sufriendo una grave desnutrición


La vivienda es muy humilde donde siete personas deben vivir, es otro caso de extrema pobreza que es descubierto en la urbe alteña.

El Comando Regional de El Alto, junto con otras unidades de la Policía de Acción Ciudadana (PAC) y Gasip iniciaron una campaña de solidaridad en favor de una familia desnutrida, de acuerdo con el diagnóstico médico.

Isabel Alanoca de 24 años es la joven madre que tiene seis hijos, tres varones y tres mujeres, luego de ser abandonada por el padre de los menores, ella vive en una habitación de 2x2, en alquiler, con todos sus hijos.

SOLIDARIDAD

Estas condiciones inhumanas en las que fue encontrada la madre de familia, junto con los menores y que solo se alimentan de fideo y arroz, con una sola comida por día, generó a que la Policía Regional inicie una campaña, con la finalidad de salvar a la familia y mejorar su condición de vida.

“Estamos iniciando la campaña en beneficio de esta familia, porque la siguiente semana se tienen comprometido entregarle varios alimentos, vituallas y enseres, los cuales fueron recolectados por parte de los funcionarios policiales, que fueron recolectados en las diferentes unidades, así como el apoyo de la ciudadanía, acción que sirve para poder paliar en algo las necesidades de esta familia”, indicó el comandante regional de El Alto, coronel Julio Cordero.

HUMILDE VIVIENDA

Los efectivos del PAC, a cargo del mayor Joe Ángel Gonzales, se constituyeron en el domicilio de la familia, quienes vivían en la zona Santa Rosa, en la avenida Aroma, los funcionarios policiales constataron que al interior de la vivienda, en un pequeño cuarto, con techo de calamina que presenta mal estado, donde solo permitía el espacio de una cama y una mesa pequeña, acogía a la familia.

El hacinamiento que presentaba la habitación fue evidente, al constatar que uniformes y ropa de los menores eran colgados en clavos que estaban instalados en un tablón de madera próximo al techo, que sujetaba una calamina, con orificios, la misma que generaba que toda la habitación, incluido el lugar donde duermen, se mantenga mojada.

“Los hemos remitido al hospital Litoral, ubicado en la carretera a Viacha, con la finalidad de que se logre un diagnóstico médico tanto de la madre de familia, así como de los menores a su cargo, por las condiciones de pobreza en la que vivían al interior de su vivienda, es por eso que la unidad policial del PAC y Gasip estamos realizando el traslado de la familia”, indicó el mayor Gonzales.

HOSPITAL

El personal médico del centro de salud realizó una revisión minuciosa de los menores, que dependen solo de la madre, todos ellos que oscilan entre las edades de 2, 4, 6, 8, 9 y 11 años, al igual que la progenitora de 24 años, presentan desnutrición en diferentes grados, como consecuencia de la falta de una adecuada alimentación.

Luego del análisis externo de toda la familia y las mediciones físicas y el peso de ellos se confirmó que en su mayoría no tienen la talla adecuada para su edad, como consecuencia a la desnutrición y la inadecuada alimentación que solo consiste en arroz y huevo.

“Los médicos han solicitado un examen más complementario de laboratorio para establecer otras afecciones de los niños y la madre, porque una de las menores, presenta una posible infección urinaria como consecuencia de la falta de baño y condiciones de higiene que no existe al interior de la vivienda”, detalló el mayor Gonzales.

RECOLECCIÓN DE VÍVERES

El Comando Regional a cargo del coronel Cordero es la instancia que inició el proceso de campaña de recolección de víveres, por parte a la familia policial y ciudadanos solidarios, campaña que se inició ayer y concluirá el próximo martes, “así es este próximo martes 10 del presente mes, se hará entrega de todo lo recolectado en las diferentes unidades en colaboración al Gasip y el PAC, para poder entregar a la familia que requiere nuestra ayuda, por las condiciones en la que vivía”, concluyó la autoridad policial.

En El Alto la problemática de pobreza y desnutrición, sobre todo en familias migrantes y sin condiciones de acceder a empleo, se convierte en una constante, siendo la familia Alanoca el tercer caso al que se colabora por la solidaridad de instituciones o personas que ayudan.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (822 Kb)      |       PDF (515 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.02 Bs.
1 UFV:2.22081 Bs.

Publicidad

Publicidad