Publicidad

    

¿La infraestructura de su casa es segura?



 GALERÍA(4)

Es obvio que los arquitectos que diseñan o proyectan casas, toman en cuenta la seguridad de sus habitantes desde las fachadas y sus bienes, asegurando la ubicación de puertas y ventanas o quizás en muchos casos dependa de las chapas, sin embargo, los ladrones son los que posiblemente revelan las fallas que podrían tener las edificaciones, ya que estos estudian las instalaciones para vulnerar y darse formas de ingresar a los interiores.

Un informe de una agencia de seguridad, revela que los malhechores, primero localizan la casa para robar (sitio), verifican la infraestructura y sus debilidades o complicaciones para acceder, además de las oportunidades que brindan los habitantes, descuido e incluso confrontan si tiene vecinos. Se podría decir que ¿Quién mejor para forzar la entrada de un edificio, casa, departamento que alguien con un entendimiento profundo sobre de qué manera estos son edificados y diseñados?

Estos protagonistas de lo ajeno son casi “omnipotentes delincuentes que tienen poderes supuestamente sobrenaturales que pueden colarse en cualquier edificio, abrir cualquier cerradura y pasar por cualquier obstáculo, utilizando artefactos ingeniosos que son indescriptibles casi mágicos”.

Los hurtos son oportunismos y más importante son abusos espantosamente invasivos que pueden hacer quebrar a nuestro sentido de seguridad en nuestra vivienda. Las discusiones sobre robos en casas y edificios rápidamente pueden transformarse en “una charla sobre arquitectura”. Estas fechorías revelan sobre cómo la gente se moviliza en sitios arquitectónicos. Luego averiguar cómo forzaron la entrada de su casa, una habitación, departamento, de cómo los ladrones se trasladan de un piso a otro sin utilizar escaleras, túneles en las paredes. Está claro que no puede haber un allanamiento de morada sin estructuras, pues los ladrones de casas asocian su delictuosa actividad con la edificación. Los bandidos se apoyan en una comprensión compleja de la infraestructura regional.

Si uno piensa de forma analítica sobre los sitios que lo rodean y la forma en que un espacio quizá esté unido a otro, se piensa de manera arquitectónica. Hay formas usuales de trasladarse por construcciones, y frecuentemente los arquitectos proyectan construcciones con ese movimiento en base a su conocimiento.

Los delincuentes desconocen esas normas preestablecidas arquitectónicas, entonces para ingresar a un ambiente “rompen” el diseño establecido, revelando las fallas que pueda tener la construcción para ser vulnerada.

Escribir sobre este tema es poco usual, aunque es de interés general, es muy útil para los arquitectos, propietarios de viviendas, casas u otros para que diseñen con respuestas al desafío de que alguien intente vulnerar o forzar la entrada de las puertas, quizás la ventana del primer piso y no sea tan suficiente colocarle rejas, seguramente habrá una respuesta arquitectónica ante un hecho de robo. En algunos casos no es cuestión de una chapa o aumentar un candado.

EL DELITO Y LA INSEGURIDAD SUBJETIVA DESDE LA ARQUITECTURA Y EL URBANISMO

Para paliar esta situación de inseguridad la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha propuesto estrategias que requieren cooperación coordinada, enfoques integrados, sostenibilidad, intervención temprana y planificación. Desde esta perspectiva, el delito ya no es únicamente un asunto de la policía, por ello los nuevos planteamientos de prevención se centran en la colaboración con otras instituciones, gubernamentales y privadas.

Uno de estos planteamientos centrado en aspectos sociales, organizativos y en el entorno físico es la “Prevención del Delito a través del Diseño del Entorno”, que ha demostrado ser útil, efectivo, muy concreto y viable para prevenir el delito y los sentimientos de inseguridad, todo ello desde una perspectiva multidisciplinaria.

Según este planteamiento, para detener el incremento delictivo y el miedo al mismo ya no se debe mirar exclusivamente al sistema policía/justicia sino también hacia iniciativas que se centren en la planificación urbanística (ciudades y espacios públicos); diseño arquitectónico (edificios y calles); componentes de los edificios y diseño de productos.

Algunas iniciativas que tienen presente estas nuevas ideas se vienen desarrollando en Inglaterra y Holanda. Especialmente en lo relativo al entorno físico por su influencia en el comportamiento criminal, máxime cuando el mismo se apoya en la oportunidad, el anonimato, el acceso fácil y en las vías rápidas. Actualmente los estándares sobre planificación urbanística y reducción del delito se basan en:

• Planteamientos físicos. Centrados en la arquitectura, la planificación urbanística, el endurecimiento del objetivo y otros.

• Planteamientos sociales. Basados en las víctimas, los delincuentes, policía, autoridades locales y el mantenimiento de estas.

• Planteamientos organizativos. Referidos a la estructuración del proceso de colaboración para aplicar las medidas. Urbano; miedo; prevención.

SEGURIDAD COMO UN SERIO PROBLEMA, la seguridad física y la seguridad contra el delito son por lo tanto problemas graves en una gran ciudad del mundo actual y entre los riesgos, el delito se divide en delitos graves y delitos menores, incendios provocados que surgen de fuegos pequeños o devastadores, terrorismo, miedo al delito… la lista de delitos es larga y deberá acortarse, definirse y diseñarse para adaptarse a la situación local de cualquier ciudad.

PLANIFICACIÓN URBANA

De aquí, la planificación urbanística también tiene un impacto en el delito y el miedo al delito por medio de la influencia en la conducta y las actitudes de, por ejemplo, los delincuentes; guardianes formales como por ejemplo la policía; guardianes informales. Un gran número de experiencias ha demostrado que tipos concretos de delito pueden reducirse, modificando la oportunidad del delito en entornos urbanizados y sin conllevar el desplazamiento del delito (Hesseling 1994).

LUGARES OSCUROS

Los estudios de zonas públicas en las que han sucedido agresiones sexuales muestran que el tipo y las características de lugares que asustan, por ejemplo, de poca iluminación y la existencia de lugares escondidos, son paralelos a la existencia del delito.

• Existen varios aspectos que pueden causar o aumentar el miedo al delito en zonas públicas:

• La falta de vigilancia ocasionada por una iluminación escasa o por la presencia de maleantes, que podrían convertirse en potenciales escondites, hace que las personas se sientan inseguras.

Las barreras visuales o reales que separan zonas de diferentes dueños no deberían ser barreras visuales entre pisos u oficinas y lugares públicos.

(Parte I)

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (427 Kb)


Publicidad

Sociales

"SOFT MACHINE" DE KEIKO GONZÁLEZ

Lizanne Brennan, Keiko González y el encargado de Negocios de Estados Unidos, Peter Brennan.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.19 Bs.
1 UFV:2.21867 Bs.

Impunidad
Publicidad