[Severo Cruz]

Confraternizar con el adversario


 

“La diplomacia es el arte de obtener aquello que se quiere, aplicada a la política exterior. Fuera de este campo todos somos diplomáticos (o tratamos de serlo), en la familia, en los negocios o en el amor”, sostuvo Daniel Varé (1).

Quienes lideran la opinión pública nacional deberían tomar nota de esta sugestión que viene de una esclarecida mente.

Ellos, que honran el propósito de recuperar lo que nos arrebataron mediante la invasión, no deberían incurrir en la diatriba, ni dejarse arrastrar por la emotividad del momento, sino tratar de construir puentes de amistad, en la perspectiva de confraternizar con el adversario de ayer, a fin de posibilitar el retorno boliviano al océano Pacífico.

Es que los “muros” que se erige con palabras no medidas, representan un retroceso a los tiempos de la barbarie, que implican incomprensión y violencia.

Por consiguiente, en política internacional, particularmente con la República de Chile, los interlocutores válidos deberían estilar palabras medidas, para no caer en errores garrafales. Para que nadie los tilde de parlanchines. Para que nadie tome sus afirmaciones con un aire despectivo. Para que nadie trate de ridiculizarlos.

Se imponen, como es bien sabido, circunstancias de índole contenciosa entre Bolivia y Chile. Hecho que configura una tremenda fragilidad en las relaciones diplomáticas bilaterales. Es una situación pocas veces vista en la historia política de estos dos países involucrados en un centenario conflicto.

Circunstancias cargadas de suspicacias y temores conspiran contra la convivencia pacífica, en la región, como efecto de las demandas y contra demandas que se procesan en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Y despiertan, asimismo, expectativa en el ámbito de los pueblos que rodean tanto a Bolivia como a Chile.

Son difíciles circunstancias que ameritan mucha mesura y prudencia en discursos y declaraciones públicas. La ocasión no se presta para el pavoneo, sino para actitudes de humildad. Para direccionar los actos de Estado con mucho tino. Y para reflexionar en función de un futuro mejor en paz continental.

En suma: el objetivo prioritario fue y es recuperar, con actitudes pacíficas y amistosas, lo nuestro o sea una salida libre y soberana al Pacífico, que nos fue arrebatada hace más de un siglo.

(1) Guillermo Céspedes Rivera: “Nuestro regreso al mar es un problema hemisférico”. Presencia, La Paz-Bolivia, enero 1 de 1984.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (872 Kb)      |       PDF (292 Kb)



Caricatura


Sociales

DATEC INNOVA 2017

Ricardo Gargurevich, Camila Bianchini, Gastón Edreira y Erick Ovando.