¿Apoyando a un dictador…?

Ángel Wayar Wayar

 

Los gobiernos de Venezuela y Bolivia gozan de bastante similitud, ambos conformados con la iniciativa del llamado “Socialismo del Siglo XXI”, inventado por el finado exmandatario venezolano Hugo Chávez, resultando en la actualidad los únicos dos gobiernos sobrevivientes en Sudamérica y, deviniendo al presente, sólo en simples regímenes populistas.

El Sr. Nicolás Maduro ascendió al poder en Venezuela, en una elección evidentemente fraudulenta, para, llegado el momento, aplazar ilegal e indefinidamente la fecha para elecciones en gobernaciones y municipios; negarse a celebrar referendo revocatorio de mandato ya previsto; desconocer íntegramente la autoridad del Poder Legislativo (constituido, democráticamente, por la oposición); copar todas las entidades públicas; y, finalmente, tramar una Asamblea Constituyente, por demás ilegal y espuria, sólo concebida por un mandatario autoritario, pasando por alto la obligación constitucional de consultar al pueblo mediante referendo, que obviamente por su orfandad de apoyo ciudadano, sabía que se le hubiera negado. Todo, para perpetuarse en el poder.

El Sr. Evo Morales Aima ascendió al poder en Bolivia, en su tercer periodo presidencial ilegalmente, gracias a una parcializada y manipulada interpretación de la Constitución Política del Estado por parte del Tribunal Constitucional Plurinacional; luego, progresivamente, eliminar la interdependencia de los poderes públicos, asumiendo el control de los órganos legislativo, judicial y electoral. Finalmente, convocando a su régimen a un referéndum, en febrero de 2016, solicitando al pueblo que se reformara la CPE para intentar una cuarta presidencia, solicitud que le fue negada, no encontrando, al presente, la manera y la forma de incumplir y eludir tal sentencia de la mayoría ciudadana. Todo, para perpetuarse en el poder.

De ahí que, ante tal afinidad, no resulta extraño el apoyo constante del Sr. Morales Aima al gobierno de don Nicolás Maduro, al parecer -creemos- sin reparar en que dicho apoyo implica estar de acuerdo con las barbaridades de una despiadada dictadura, como ser, ocasionar, en unos cuatro meses, más de 120 ciudadanos venezolanos asesinados, casi dos mil heridos y cientos de presos. El presidente Morales, así como sus corifeos, apoyan al régimen venezolano, mencionando constantemente, con hipocresía, las palabras “pueblo” y “democracia”, sistema político, éste último, que no existe acá y peor allá.

Y en estos “apoyos” no falta lo anecdótico. Hace unos meses, en el desbarajuste reinante en ese país, la Corte Suprema de Venezuela ¡anuló todas las atribuciones de la Asamblea Legislativa!, y se atribuyó todas esas funciones legislativas –específicas- para sí. Es realmente inaudito. Inmediatamente, el Gobierno boliviano, diligente para estos casos, no tuvo reparo en apoyar tal determinación de la Corte Suprema venezolana. Empero –seguramente en un momento de lucidez- el Sr. Maduro, a los dos o tres días, dejó sin efecto la descabellada actitud de la Corte Suprema. El Gobierno boliviano (futbolísticamente analizando) quedó en offside, ofreciendo un triste papelón.

La opinión pública nacional, que obviamente censura acremente las atrocidades del Gobierno del Sr. Maduro, a través de diferentes medios, ha mostrado su completa desaprobación con la conducta del régimen masista, que apoya sin tapujos a semejante dictador. Sería mejor que no solamente se vea el aspecto político, sino el humanitario (asesinatos, heridos, presos, falta de alimentos, falta de medicinas, etc.) y tal vez proceder honradamente a un silencio sensato.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (777 Kb)      |       PDF (470 Kb)



Caricatura


Sociales

PISCOS DE LA COSTA PERUANA EN LA PAZ

Julio Polanco, director de la Oficina Comercial del Perú en Bolivia.

SESIÓN DE HONOR EN EL CLUB SOCIAL 16 DE JULIO

El Directorio del Club Social 16 de Julio.