[Luis Aguilar]

Luchar por mejorar las rentas


 

La Central Obrera Boliviana está discutiendo el problema de los incrementos a los salarios de los trabajadores, hecho interesante para el sector activo, que año tras año trata de que los salarios tengan cierta coherencia con la canasta familiar, en este pedido casi siempre el gobierno se impone con el porcentaje que ya está determinado, y muchos veces el organismo laboral queda aceptando.

En todo este problema nunca se toma en cuenta a los jubilados, en este caso aparecen las autoridades, después de haber puesto en vigencia el incremento a los trabajadores, con su famoso incremento inversamente proporcional, que no tiene mayor significación. El mismo está vigente hace más 15 años y en ese tiempo se superó abundantemente los niveles reducidos. Por otra parte debemos tener en cuenta que existe un grupo enorme que está con tope, y no tienen ningún incremento, la mayor parte está ya encuadrado en un mismo nivel, pero con ciertas diferencias que no tienen mayor repercusión.

Este sistema se lo ha estado practicando varios año después de la aprobación de la Ley de Pensiones Nº 1.732, de 29 de noviembre de 1096, anulando el artículo 57º, de la indicada ley que determinaba que el incremento a las rentas sería cancelado en bolivianos, con mantenimiento de valor respecto al dólar estadounidense, por lo cual los incrementos estarían bajo ese sistema.

Sin embargo, por presiones de los jubilados de esa época se obtuvo el Decreto Supremo Nº 26.600, de 24 de abril de 2002, poniendo en vigencia su artículo 1º, donde se aplica el sistema inversamente proporcional, para las rentas de invalidez, vejez y muerte y riesgos profesionales.

Este sistema de incrementos se prolongó hasta la fecha, son 15 años que se procesa. A esta altura de los hechos, creo que todos quienes teníamos rentas bajas, hemos superado abundantemente un sistema de nivelación a las entonces bajas renta, por otra parte es oportuno que tomen conciencia de que nos hemos jubilado cuando el salario mínimo nacional era de Bs. 400 (Senasir). Hoy el mínimo nacional se ha incrementado en un 400%, y nuestras rentas siguen con el sistema inversamente proporcional, entonces se hace necesario que la Confederación de Jubilados de Bolivia estudie una forma coherente. Claro está que no se pedirá un 400% de incremento, pero creo que se podrá exigir que este sea exactamente igual al porcentaje que se determine para los trabajadores activos y el mismo que sea distribuido en forma lineal sin basarse en el proceso inverso.

Las organizaciones que defienden a sus afiliados, caso jubilados, deberán esforzarse tratando de que no se siga jugando con las paupérrimas rentas de quienes en su oportunidad fueron trabajadores que dieron todo por las entidades y lugares de actividad; de aquí a un tiempo nada se hace por elevar el nivel de vida de los rentistas que permanentemente ven reducir su capacidad de compra y deben mantenerse con esas rentas.

Una vez más arrojen toda la energía que tengan los dirigentes para de alguna forma obtener un beneficio que realmente corresponda a esta generación de personas cansadas que no tienen a quien recurrir, sino a sus mandantes. Deben pelear, pero no apoyando las reformas de la Ley del trabajo, y llamando a conferencias de prensa para apoyar esa ley, pues ya no nos corresponde ese asunto, ya no interesa a los jubilados, hay que luchar para que todavía tengan larga vida los de la tercera edad y no ser conformistas.

Para una orientación, la Confederación debe tener en cuenta que el monto global que las autoridades calculan para la distribución de incrementos, deben hacerlo sin contar con el monto que les corresponde a los jubilados que tienen tope, a los mismos nunca más les incrementaron, lo que significaría que existe un monto mayor para la distribución, porque siempre se aplica un total al monto global existente o, en su caso, solo se confía en la buena fe de las autoridades, indicando, este es el monto y pare de contar, éste facilitará un incremento correcto. ¿Tendremos que creerles?, solo Dios lo sabe.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (819 Kb)      |       PDF (464 Kb)



Caricatura


Sociales

LA HISTORIA DE AMIGOS DE LA CIUDAD EN UN LIBRO

Carlos Chávez Velasco, Julio Germán Sepúlveda Flores, Víctor Manuel Arraya Calderón, Javier Gómez Nogales, Roxana Pizarro Machicao, Hernán Jiménez y Germán Villavicencio.