Contra la sanción en la ONU


 

Bolivia votó en contra del borrador de la resolución de Naciones Unidas que buscaba sancionar al gobierno Sirio por el supuesto uso de armas químicas, asimismo pidió que la organización de estados soberanos brinde informes imparciales y transparentes respecto a la situación en ese país.

“Estados Unidos, Reino Unido y Francia propusieron un proyecto de resolución sobre el uso de armas químicas en Siria, que proponía sanciones contra el Gobierno de ese país. Bolivia votó en contra de ese proyecto”, informó la Cancillería de Bolivia, mediante un comunicado.

“Bolivia reitera su más enérgico y absoluto rechazo y condena el uso de armas químicas”, se lee en el comunicado que sostiene que los responsables deben ser investigados y sancionados, porque el uso de armas químicas es un atentado contra los derechos de la humanidad.

El Gobierno justificó su voto de rechazo a la resolución de la ONU por ser un proyecto en el que “faltaron negociaciones”. Además observó que el proyecto no sale de los resultados de informe del mecanismo de investigación conjunta de Naciones Unidas, que se creó para investigar el uso de armas químicas en Siria, por lo que Bolivia pidió mayor transparencia e imparcialidad en el contenido de esos informes.

Para ser aprobadas, las resoluciones de la ONU requieren nueve votos del Comité sobre No Proliferación de Armas Químicas, a favor del documento. El pasado mes de enero, Bolivia se incorporó al Consejo de Seguridad como miembro no permanente y actualmente preside el Comité 1540 sobre No Proliferación de Armas Químicas.

ATAQUE

Una investigación de Naciones Unidas concluyó que la Fuerza Aérea siria lanzó barriles-bomba de cloro desde helicópteros sobre pueblos en poder de la oposición, entre 2014 y 2015.

En días pasados, un boletín de la Embajada británica en Bolivia que analiza el desastre humanitario provocado por el conflicto en Siria, destacó que “el Reino Unido considera que todos los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, incluyendo Bolivia, deben abogar por un cese al fuego inmediato y sostenible, exigir un mayor acceso humanitario y el levantamiento de los cercos para ayudar a terminar con el sufrimiento de millones de sirios”.

La situación en Siria es tan grave que Naciones Unidas ha dejado de contabilizar el número de muertes. En abril del año pasado, el enviado especial del Secretario General de la ONU para Siria estimó que más de 400 mil personas han muerto –entre ellos más de 15 mil niños– desde que comenzó el conflicto en 2011.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (746 Kb)      |       PDF (339 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.23 Bs.
1 UFV:2.18668 Bs.

Publicidad