PSICOLOGÍA

Cómo motivar a nuestros hijos en sus estudios

Yackieline Rodríguez Tórrez, psicóloga.

 

Comenzamos un año escolar y muchos padres están preocupados porque sus hijos están desmotivados en los estudios: no quieren hacer las tareas, no prestan atención en clase, no tienen interés por sacar buenas notas. ¿Qué hacer para motivarlos?

Es importante destacar el apoyo de los padres hacia sus hijos en la etapa escolar, hoy en día existen muchos factores que pueden influir en la motivación académica de los hijos: Su entorno escolar (compañeros, profesores, su ambiente), sus ideas de futuro profesional, sus expectativas académicas, su propia personalidad, su situación emocional presente.

Es esencial que los niños estén motivados para que den lo mejor de sí mismos en el colegio y disfruten del proceso de aprendizaje. Como padres, crear un ambiente adecuado para educarles ya que un niño motivado se esforzará más, tendrá una actitud positiva para aprender.

Los niños son muy conscientes de cómo los perciben sus padres, muchas veces, ajustan sus expectativas según lo que piensen los padres. Por ello, si esperas que tu hijo triunfe, es muy posible que su motivación y probabilidades de éxito sean mucho mayores. Si tus expectativas son bajas, es muy probable que no consiga los resultados esperados.

Conversa abiertamente con tu hijo sobre los campos de estudio que más le gustan y en los que más sobresale. Ofrece tu opinión sobre lo que también has observado. En general, si los dos coinciden en un área, es posible que en esta se fijen las expectativas más altas. A medida que tu hijo crezca, los intereses y aptitudes cambiarán, por ello, es importante volver a ajustar las expectativas cada cierto tiempo.

CREAR METAS

Es importante enseñar a tu hijo a establecer metas propias, que le ayudarán a estar más motivado y conseguir sus objetivos. Estas deben ser específicas: por ejemplo, en vez de decir que: (el próximo semestre le irá mejor en matemáticas), es mejor ser más concreto: (repasarás los problemas de matemáticas 20 minutos todos los días).

Encuentra maneras de mostrarle a tu hijo que el estudiar es importante; si mostramos a los hijos nuestro propio interés y entusiasmo por la educación, ellos adoptarán la misma actitud.

CÓMO ESTABLECER UNA RELACIÓN CON EL PROFESOR DE TU HIJO

Comparte con el maestro las expectativas que tienes para tu hijo y pídele opinión al respecto. Asistir a actividades escolares, ayuda a mostrarle a tu hijo la importancia que le otorgas al colegio y a sus quehaceres.

Ten una actitud positiva hacia el colegio; si tu hijo observa que percibes las tareas escolares de una manera positiva e interesante, él lo asimilará de la misma manera. Apoya el estilo de aprendizaje de tu hijo. Cada niño tiene una manera distinta de estudiar y aprender, que es más natural y motivadora.

TIPOS DE ESTUDIANTES

Existen tres tipos de estudiantes:

• Estudiante auditivo: aquel que aprende más fácilmente mediante actividades en las que tiene que escuchar. Aconséjale, por ejemplo, que grabe los temarios y luego los repase escuchándolos o que, si tiene que leer una novela, busque la versión de audiolibro.

• Estudiante visual: retendrá más la información mediante actividades visuales como, por ejemplo, leyendo un libro o analizando un gráfico. Recomiéndale que utilice diferentes colores para los apuntes y que elabore fichas didácticas con el temario y las cuelgue en la habitación.

• Estudiante quinesiológico: estará más motivado a aprender a través de ejercicios prácticos que teóricos. Suele tratarse de niños muy movidos y participativos. Para fomentar esta cualidad, anímale a realizar proyectos prácticos como participar en ferias científicas.

Alentar a los niños motiva mucho más que elogiarlos. La diferencia entre estas dos formas de motivación es que alentar implica que el niño se evalúe a sí mismo de manera positiva; con palabras de aliento reconocemos su esfuerzo.

El elogio se refiere más concretamente a los triunfos, mientras que el aliento puede ofrecer independencia del desempeño, se trata más de animar a que la próxima vez se haga mejor.

APRENDIZAJE EN CASA

El aprendizaje en casa es esencial; tus hijos deben percibir el aprendizaje como un acto divertido y no sólo como la tarea obligatoria y pesada. Los estudiantes motivados ven el aprendizaje en cualquier parte.

Los niños fuertes son más susceptibles a estar motivados, por ello, es importante promover la fortaleza en tu hijo, ya que ayuda a prepararlo ante las adversidades.

Para fomentar la fortaleza en tu hijo, debes ser empático; ponerte en su situación e identificarte con él viendo la situación desde su punto de vista antes de reaccionar.

ENSÉÑALE A ELEGIR

Ofrécele opciones razonables para elegir entre dos cosas. Cambia la forma de abordar una cierta situación cuando no da resultados. Por ejemplo, si tu hijo no presta atención, en lugar de seguir gritando, prueba con algo muy diferente como hablarle más suave. Fomenta los talentos e intereses de tu hijo si no tiene buenas notas, pero le gustan mucho las clases de teatro o música y es lo que más le anima, no le prives de estas actividades celebra sus talentos y vean cómo solucionar las materias bajas.

Tomemos mucha importancia a la motivación que es una de las armas más importantes para alcanzar el éxito personal. Por ello, es indispensable motivar a nuestros hijos a rendir mejor en el colegio desde una edad temprana y continuar todo el proceso escolar.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

Publicidad


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.39 Bs.
1 UFV:2.18012 Bs.

Impunidad