[José Alberto Diez de Medina]

Los últimos días del Libertador


 

El 10 de diciembre de 1830 el Libertador Simón Bolívar otorgó su testamento. El mismo día escribió la última carta, que fue dirigida al Gral. Justo Briceño, pidiéndole la reconciliación con el Gral. Rafael Urdaneta, como un último esfuerzo para salvar la unión de la Gran Colombia. “Yo los perdono”, expresó.

Días antes escribió una carta de despedida a ese gran amor parisino, Fanny de Villars, un carta que significó un hermoso poema de amor.

El día 10, le pidió a su médico, el doctor Alejandro Reverend, que sea franco con él y le manifieste su estado de salud. Como respuesta al comentario de su médico dijo: “Y ahora, ¿cómo salgo yo de este laberinto?”.

A partir del día 12, su estado se agravaba, a momentos deliraba. El día 17 entró en agonía, el doctor Reverend en sus comentarios manifestó: “Me senté en su cabecera, teniendo en mi mano la del Libertador, que ya no hablaba, sino de modo confuso, cuando advertí que la respiración se ponía estertorosa, y el pulso trémulo, casi insensible, y que la muerte era inminente, me asomé a la puerta del aposento, y llamando a los generales y edecanes, y los demás que componían el séquito de Bolívar, señores, exclamé, si queréis presenciar los últimos momentos y el postrer aliento del Libertador, ya es tiempo”.

A la 1 y 4 minutos fallecía el Libertador, moría el Sol de Colombia, sus últimos pensamientos fueron la unión de la Gran Colombia, y Fanny su gran amor de París.

Lo acompañaron en sus últimos momentos: los generales Mariano Montilla, José María Carreño y José Laurencio Silva, los coroneles Belford Wilson y José de La Cruz Paredes, el Comandante Juan Glen, el Capitán Andrés Ibarra, Lucas Melendes, José María Molina, Joaquín de Mier, Manuel Ujueta, los doctores Manuel Perez Romero y Próspero Reverend, el Notario José Catalino Noguera, Fernando Bolívar, Tinoco sobrino del Libertador y su mayordomo José Palacios, entre otros.

Concluida la autopsia del Libertador, que demuestra que la enfermedad de Bolívar fue iniciada por un catarro pulmonar, no atendido y descuidado, que pasó al estado crónico, y consecutivamente degeneró en tisis tuberculosa, éste fue trasladado de la quinta de San Pedro, a la casa que habitó el General en Santa Marta, para proceder a su embalsamaje. Encontrándose enfermo el único boticario de la ciudad, se procedió al embalsamaje en manos del doctor Reverend, quien a tiempo de vestirlo, notó que la camisa del Libertador estaba rota, lo que motivó colocarle una camisa del Gral. José Laurencio Silva, tal como ocurrió cuando le faltaba camisa al heroico Coronel James Rook, después del paso de los Andes, a quien le prestó su camisa el Libertador.

El doctor Próspero Reverend fue, llamémoslo, contratado por el Gral. Mariano Montilla, que en su afán de tener un galeno dispuesto lo hizo llamar uno de esos días aciagos a las nueve de la noche. El doctor Reverend tenía 34 años, muy seguro de sus tratamientos, y muy culto, hacía seis años que había llegado de Francia y su castellano era perfecto, había emitido 13 boletines sobre el avance de la enfermedad de Bolívar.

José Palacios, quien había entrado muy joven al servicio de Libertador, por disposición de la madre de Bolívar, a la muerte de éste, lloraba deambulando por la casa. Decía ¡se ha muerto mi Señor¡, se ha muerto.

Bolívar lo recordó en su testamento, con la entrega de pesos ocho mil, que en ese tiempo era una cantidad aceptable. Palacios se afincó en Cartagena, derrochando su herencia, llegó a tener aceptación por el alcohol, que remediaba sus recuerdos, tristezas y sinsabores, convirtiéndose en un alcohólico, finalizó su vida en un asilo de mendigos de restos del ejército libertador, murió a los 76 años, víctima del alcohol.

Sociedad Bolivariana de Bolivia. Fundada en 1926.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (803 Kb)      |       PDF (356 Kb)



Caricatura


Sociales

NUEVA DIRECTIVA DE AMPU

Directiva y socias de la Asociación de Mujeres Profesionales Univesitarias.