[Alberto Zuazo]

Punto aparte

Agresión al sector privado con doble aguinaldo


 

El Gobierno no cesa de aplicar medidas directas e indirectas para dañar al empresariado privado, lo que claramente puede identificarse como una forma de abrir espacio a la implantación del socialismo en Bolivia.

Ha tomado ya parcialmente injerencia en el sector financiero, de una parte para controlar sus utilidades y hacerle pagar más impuestos sobre ellas. De otra, reducir intereses y, en particular, crear condiciones favorables para facilitar a la población de clase media, en especial, a que acceda al crédito fácil y barato para que pueda poseer vivienda propia.

En unas oportunidades casas, si puede, y en otras departamentos, en vista del auge que adquirió el sector de la construcción, para lo que éste se empeña en brindar ofertas atractivas.

Sin embargo, según informes que trascienden de este sector, al parecer la oferta se sobredimensionó, al punto que el mercado parece no tener más capacidad para recurrir a ella. En todo caso, lo deseable es que este sector dinámico de la economía no vaya a tener problemas mayores.

Pero, en cuanto a las políticas oficiales, es una buena manera de por lo menos pretender atraer el apoyo de la clase media, en especial en ocasiones en que tiene que acudir a las urnas de votación, como una forma de recibir su gratitud.

La implantación del doble aguinaldo es otro mecanismo puesto en práctica para conseguir los mismos efectos. Porque implícitamente es otra agresión que infiere al sector privado de la economía nacional: deteriorarlo y, si es posible, quebrarlo.

Obviamente, a los beneficiarios de esta concesión les resulta muy grato y favorable, porque reciben, como caída del cielo, una adición importante a sus ingresos de fin de año.

Pero, en lo político, se cumple aquello de la redistribución de la riqueza, que es uno de los principales postulados del ideario marxista.

Efectivamente, puede ser positivo para los beneficiarios, pero estadísticas no oficiales han establecido que el doble aguinaldo sólo favorece al 20% de la población nacional, porque es la que tiene empleo formal y sostenible. En cambio, los que no alcanzan a ser usufructuarios de esa situación resultan ser la mayoría de los habitantes del país.

Ocurre, pues, que casi el 70% vive de la economía informal, por lo que no está en condiciones de generar un aguinaldo, peor todavía dos.

En continuación con el hilo del contenido de esta columna, el Gobierno ha creado también empresas estatales, su número exacto oficialmente no se menciona, pero estudios de la materia económica y social indican que serían de 20 a 30.

El resultado del experimento, empero, hasta ahora es negativo, ninguna de ellas está generando utilidades. Empero, en lo social, proporcionan empleo a cuantos se pueda, en unos casos a sus militantes y, en otros, atraen a aquellos que son independientes e incluso que puedan ser opositores.

Al ofrecerles una fuente de trabajo, sea a quien fuere, de alguna manera queda comprometido con las políticas oficiales y con ello lo que se espera es que cada quien sea un voto más a favor de la postulación de sus dirigentes y partidarios en las votaciones.

En lo inmediato, se tiene a la vista el referéndum de febrero de 2016, con la finalidad de seguir ampliando el prorroguismo del binomio presidencial. Para esta oportunidad es cuando se busca atraer lo más que se pueda de votos a favor del SÍ.

Con este logro, su avance hacia el socialismo sigue en curso, o sea que es parte de otra de las etapas gubernamentales para arribar a esta opción. Todo, porque mientras uno de ellos quiere vengarse de los vejámenes que habría recibido como cocalero de parte del organismo represivo del imperialismo estadounidense, al mismo tiempo que satisface a su ego. El otro, porque la lectura de 20.000 libros le ha saturado la mente de sólo ver el color rojo como solución a los rezagos que tiene Bolivia, por haber sido gobernada en el pasado por “trogloditas” neoliberales.

Una vez empuñó las armas para imponer sus ideas por la fuerza, pero como fracasó, ahora piensa que está en sus manos decidir que Bolivia es un país de indígenas y que para extraerlos del atraso que significaría esta su condición, el manjar que les ofrece es el socialismo, pese a que sus mayores epígonos han fracasado totalmente, incluyendo a Cuba, cuya población vive con tantas limitaciones que, con respecto a la visión del capitalismo, es como debatirse en la miseria.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (851 Kb)      |       PDF (325 Kb)



Caricatura


Sociales

JORNADA DE DERECHO INTERNACIONAL

El embajador de la República Argentina, Ariel Basteiro, y su esposa, Laura Crespo, junto a otro grupo de estudiantes de Derecho.

"REENCUENTRO" DE SILVIA PEÑALOZA

La artista plástica Silvia Peñaloza.