Cómo sobrellevar la crisis de los 40 años



 GALERÍA(2)

En las diferentes etapas del ser humano hay cambios muy significativos desde que nacemos. En la infancia y, sobre todo, la adolescencia y juventud, pero en la edad adulta también existen algunas que llaman la atención como “La Crisis de los años 40”.

Este término, llamado también crisis de la mediana edad, se usa para describir un período de cuestionamiento personal, que comúnmente ocurre al alcanzar la mitad de la edad que se tiene como expectativa de vida.

En esta edad la persona siente que ha pasado la etapa de su juventud y se encuentra en la entrada a la madurez. En ocasiones, las transiciones que se experimentan en estos años, como el envejecimiento en general, la menopausia, el fallecimiento de los padres o el abandono del hogar por parte de los hijos pueden disparar tal crisis.

El resultado puede reflejarse en el deseo de hacer cambios significativos en aspectos clave de la vida diaria o situación, tales como la carrera profesional, el matrimonio o las relaciones románticas.

Aproximadamente el 10% de los adultos en esta etapa pasan por una crisis relacionada con la mediana edad, tal condición se presenta más comúnmente en las personas, cuya edad va de los 35 a los 50 años. Algunos estudios señalan que la edad promedio de activación de lo que se podría autoconsiderar, como una “crisis de la mediana edad” es de 46 años. Las crisis de la mediana edad duran entre tres y diez años en los hombres y de dos a cinco años en las mujeres.

La crisis de la mediana edad parece afectar de manera diferente a los hombres que a las mujeres. Ya que las crisis masculinas tienen más probabilidad de ser provocadas por asuntos relacionados con el trabajo. Así también puede relacionarse con la menopausia de su pareja y por su capacidad reproductiva, esto renueva, en algunos casos, la necesidad del hombre de atraer mujeres más jóvenes.

Esta búsqueda de estimulación hace que durante un tiempo ellos se sientan a gusto con un estilo de vida lejos del compromiso y asociado a la libertad ya consumida por las responsabilidades y exigencias de la vida madura. Sin embargo, a largo plazo, será uno de los mayores errores cometidos, porque se pone en juego la verdadera estructura emocional y social que tanto sacrificio ha costado conseguir y todo por un momento pasajero de confusión.

Esta etapa de la vida del ser humano produce ansiedad y desconcierto, acompañada de cambios físicos, como el de perder cabello, engordar y  sentir que su vida sexual ya no es lo que era, entonces comienza a tener actitudes hipocondríacas. 

En cambio, la mujer a los cuarenta vive su vida a plenitud, por fin puede ocuparse de ella misma, la raíz de conflicto siempre está latente y puede desencadenarse al sentir esta edad, va terminando la hora biológica y estará dentro de poco en la menopausia, en la que experimentará diferentes problemas hormonales.

Puede que en algunos casos, tanto hombres como mujeres, puedan tener una cierta preocupación nostálgica, pero no es así en realidad. Si bien es cierto que aproximadamente a esa edad se empieza ya a notar los rasgos de ir cumpliendo años, ese proceso empezó mucho antes. Si tienes 40 años y te sientes bien, es porque estás bien. Si tienes 40 años y sientes que estás en medio de una crisis, supérala preparando tu cuerpo para los cambios y disfruta de una vida plena.

Después de cumplir los 40 años, muchas mujeres y muchos hombres empiezan a estar descontentos con su aspecto físico y su vitalidad, porque las piernas, la zona del vientre y los glúteos empiezan a dar ‘problemas’. Un ligero aumento de peso que nos hace perder la línea, incluso si intentamos comer menos.

 Los factores importantes que causan este aumento de peso básicamente son cuatro. 1. La masa muscular se reduce, 2. El metabolismo se vuelve más lento, 3. La concentración hormonal se modifica, 4. Hay un déficit de movimiento corporal. Todo esto está sujeto también a la disposición de cada individuo y su genética, pero todavía más con la alimentación y sus costumbres de vida.

Es importante aprender a conocer cómo funciona el organismo y el metabolismo de nuestro cuerpo. Si comprendes esto, sabrás mantener el equilibrio y, sobre todo, sabrás adaptar tu estilo de vida a las circunstancias nuevas a las que te enfrentarás.

Alcanzarás el peso deseado y lo mantendrás. Tienes que empezar por prestar mayor atención a tu alimentación diaria. Incluye alimentos que te aporten esos nutrientes necesarios para tu edad. Duerme las horas necesarias y, aparte puedes tener una buena actividad física, como por ejemplo una buena caminata diaria de media hora es una excelente opción. Esto a la larga hará que te sientas mejor, vital, atractiv@ y satisfech@.

Para superar esta crisis es importante informarse y tratar de mantener la mejor actitud, no dejarse llevar por esta crisis, ya que después podrán existir muchos más problemas emocionales que necesitarán apoyo individual.

En las mujeres, pese a que pueden sobrellevar de mejor forma esta etapa, también pueden ser afectadas por la menopausia así que es importante consultar con un ginecólogo. De todas formas toda etapa de nuestra vida es importante y diferente, debemos aprender a vivirla y a cuidarla, sólo depende de uno para estar en armonía.

Publicidad
Portada de HOY

JPG (452 Kb)


Publicidad

Sociales

CÓCTEL EN HONOR DE SOLISTAS DE GOSPEL

Manuel Olave, San McKelton, Lynn Mackie, Wayne Barr, Latoya Lain, Stacey Robinson y Peter Brennan.

"QUINTAS DE SARAU" EN EL CENTRO BRASILEÑO

Javi, de Color Say; Rubén, de O´Daru y José Martin, de JM.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.23 Bs.
1 UFV:2.03435 Bs.

Impunidad