Cuando la Medicina venció al dolor


 

El doble deseo de atenuar el sufrimiento y operar en las mejores condiciones posibles a un paciente, indujo desde hace mucho tiempo a buscar las propiedades anestésicas de que estaban dotadas cier-tas plantas: la adormidera producía el opio; el beleño y la mandrágora fueron empleados con análogo fin, pero no resul-taron tan buenos recursos. La ciencia pa-recía declararse impotente, hasta el extre-mo de que en 1839 el profesor Velpau, consideró que “el buscar la insensibilidad era una quimera, y que debía prohibirse el ir tras ella”. Dos años después, Horace Wells y Mortonú consiguieron, en Boston, la primera anestesia general; Liston la obtuvo con los vapores del éter, y un año después, Flourens empleó también con éxito el cloroformo. Esto sucedía en 1847; en menos de diez años el dolor quedó suprimido de las operaciones por los tres poderosos anestésicos citados y de la quimera se pasó a la realidad.

De Sucesos para todos. Num. 686.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (598 Kb)


Publicidad

Sociales

SELLOS POSTALES ALUSIVOS AL RALLY DAKAR

El escultor boliviano Jaime Cabezas junto a su obra.

LAS JOYAS DE BIRGIT ELLEFSEN

La artista boliviana Birgit Ellefsen junto a sus obras de arte.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.12 Bs.
1 UFV:2.01635 Bs.

Impunidad