[Eduardo Kucharsky]

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Es importante desear el bien

“Deseo unión, sinceridad y actitud amorosa para todas las familias y para todos los seres en este mundo”

 

En nuestro proceso pensante siempre podemos elegir pensamientos constructivos o pensamientos destructivos y es importante que podamos recordar el poder de elección que tenemos en nuestro interior.

Los pensamientos negativos son como venenos que van produciendo al comienzo pequeñas fallas en nuestro organismo. Son como alertas o avisos que nos están indicando que nos estamos envenenando con nuestros propios pensamientos y cuando no hacemos caso de esas alarmas, los efectos indeseables llegan a producirse provocando problemas en nuestra salud tanto física como emocional.

Pelearse con un pensamiento negativo significa darle más vida y ahondar más en la negatividad; por lo tanto, lo recomendable es ir directamente hacia los pensamientos positivos o constructivos y, mejor aún, hacia los pensamientos espirituales o divinos.

Los pensamientos divinos son pensamientos que expresan la dimensión del Universo como creación y la infinitud del Creador a cuya ayuda apelamos, en la mayoría de los casos sólo cuando pasamos situaciones muy peligrosas o peligros de muerte.

Mejorar nuestra relación con Dios en todo momento, en todos los momentos posibles y con una sinceridad absoluta puede corregir muchas de nuestras actitudes negativas y anular la acción creativa de muchos errores que hemos cometido en el pasado.

Un pensamiento divino o espiritual a modo de ejemplo sería el siguiente: “Con toda mi fuerza, con todo mi amor, con toda mi sinceridad: deseo el bien a todos, que todos tengan una buena salud o se sanen de sus dolencias, que todos mejoren su situación actual, que todos resuelva de la mejor forma sus problemas, que todos aprendan a vivir en paz”.

Si se repiten estas palabras durante unos treinta días podrá apreciarse el efecto saludable que producen y podremos reducir nuestra conciencia de negatividad y nuestros momentos de tristeza o negatividad irán disminuyendo notablemente.

El hecho de revisar con sinceridad nuestra bolsa de actitudes y determinar cuántos resentimientos tenemos y cuántos rencores subconscientes portamos, nos podrá aportar una visión neutra y sincera de nuestra mente, pues en nuestro mundo mental sólo hay pensamientos y nada más que pensamientos y no realidades como solemos creer.

En el mundo externo la realidad es un hecho y debemos entender que son nuestros pensamientos que, a través de nuestra mente subconsciente crean nuestra realidad personal, así que ya lo sabe, la idea que tiene, sea la que sea, positiva o negativa es la que se manifi esta en su realidad física y en su realidad corporal por lo tanto, examine las ideas que tiene respecto a todo su mundo y las que encuentre destructivas, simplemente conviértalas en ideas constructivas y su mundo creativo habrá cambiado por obra de su propio pensar y por obra de su nuevo pensamiento.

Afirmación para repetir por siete días: “Deseo el bien a todos con sinceridad”.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (312 Kb)


Publicidad

Sociales

BAILE DE GALA DE LA ASOCIACIÓN DE INTEGRACIÓN DIPLOMÁTICA

Mirlo Guerra, Adelaida Eva Marín, Analía Racca, Evelin Morales, Laura Crespo, Liliana García e Isabel Marti.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:8.53 Bs.
1 UFV:2.00841 Bs.

Impunidad